23/02/2019

La última vez que Lou Reed, John Cale y Nico tocaron juntos

Todas las fiestas del ayer.

Después de la grabación del crucial The Velvet Underground & Nico, Lou Reed decidió desembarazarse de todo aquel que pudiera hacerle sombra dentro de la banda. La primera en irse fue Nico, que en realidad nunca había formado oficialmente parte del grupo neoyorquino. Y tras el segundo álbum, White Light / White Heat, el mismo camino lo siguió John Cale. Pero a principios de 1972 ni siquiera el propio Reed formaba parte de VU: Doug Yule, el reemplazante de Cale, usaba en nombre del cuarteto en el que ya no quedaba ningún integrante original.

Aunque Lou Reed y John Cale habían participado de Chelsea Girl, el primer álbum solista de Nico, los tres no se subían juntos a un escenario desde 1967. En mayo de ese año, la cantante alemana había llegado tarde a un show en el Boston Tea Party y la banda se había rehusado a que participara. Nico había sido una imposición de Andy Warhol para aceptar ser el "manager" de The Velvet Underground y Reed nunca se lo había bancado demasiado. Poco después, el cantante neoyorquino también se desharía del artista plástico.

Por toda esa interna y lucha de poder, no deja de ser una rareza de que Reed, que acababa de grabar su primer y epónimo disco solista, aceptara hacer un concierto junto a sus dos excompañeros en Francia. El 29 de enero de 1972, en Le Bataclan -décadas después, foco de un ataque terrorista mientras tocaba Eagles of Death Metal-, los tres músicos volvieron a actuar juntos: Reed tocó una guitarra acústica, Cale el piano, segunda guitarra y viola, y Nico un armonio.

El show fue transmitido por la televisión francesa y el audio circuló durante décadas como bootleg, hasta que en 2004 fue publicado oficialmente por el sello Pilot, con un par de bonus tracks provenientes de los ensayos. En el show hubo canciones de Velvet Underground ("I'm Waiting for the Man", "The Black Angel's Death Song", "Heroin", "Femme Fatale", "I'll Be Your Mirror" y "All Tomorrow's Parties") y de los trabajos solistas de cada uno ("Berlin" y "Wild Child" de Reed; "Ghost Story", "The Biggest, Loudest, Hairiest Group of All" y "Empty Bottles" de Cale; "No One Is There", "Frozen Warnings" y "Janitor of Lunacy" de Nico).

"Para un evento tan crucial como suena hoy en día, el show, en el teatro Bataclan, 29 de enero de 1972, ocurrió de manera casual", escribió sobre el evento el periodista Anthony DeCurtis en el libro Lou Reed - Una vida. "Cale estaba trabajando en Londres en un proyecto propio. Reed solo tuvo que invitarlo a él y a Nico para tocar juntos. Pasado el tiempo, el trato entre los tres, tanto en ensayos como arriba del escenario fue, aunque no afectuoso, sí cordial y hasta amigable. Se notaba que nadie quería arruinar lo que el tiempo, con su indiferencia, había conseguido. En cuanto a la presentación, fue cautivante".

Según Victor Bockris, que escribió libros sobre Reed, Cale y Velvet Undeground, el neoyorquino se entusiasmó tanto con el resultado del show que les propuso a sus excompañeros revivir la banda y estos declinaron. Y aunque hubo rumores de que volverían a presentarse, eso nunca se concretó. El show del Bataclan fue el último en el que Lou Reed, John Cale y Nico estuvieron juntos sobre un escenario.