21/04/2020

El día que Prince desafió a la lluvia en el Super Bowl

Sí, púrpura y bla, bla, bla.

"Era como una escena de Moby Dick", recuerda Bruce Rodgers, uno de los productores de los shows de medio tiempo del Super Bowl, en el video que ilustra esta nota. Así fue la previa del recital que dio Prince el 4 de febrero de 2007, en ese evento que hace que por una vez al año el fútbol americano le importe a todo el mundo.

El día había amanecido con una tormenta tropical en Miami y el Súper Bowl sería bajo la lluvia por primera vez en su historia. Ante los riesgos que implicaba hacer un show a cielo abierto con esas condiciones climáticas, Don Mischer, director de la transmisión televisiva de la jornada, llamó a Prince (de quien hoy 21 de abril se cumplen 4 años de su muerte) para ofrecerle cancelar el show o buscar alternativas posibles. En palabras de Rodgers, se dio el siguiente diálogo telefónico.

Don: -Quería que sepas que está lloviendo.
Prince: -Sí, está lloviendo.
Don: -¿Y no tenés problemas con eso?
Prince: -¿No pueden hacer que llueva más fuerte?

Lo que sucedió en el medio tiempo fue uno de los shows más espectaculares en la historia del Super Bowl. Sin hacer ningún tipo de playback y con un arsenal de guitarras eléctricas, el genio de Mineápolis desplegó todas sus libertades en un set que comenzó con "We Will Rock You", de Queen, siguió con tres clásicos de su autoría ("Let's Go Crazy", "1999" y "Baby I'm A Star", y sumó más covers ("Proud Mary", de Creedence Clearwater Revival, "All Along The Watchtower", de Bob Dylan). Aunque en principio inesperada, la versión de "Best of You", de Foo Fighters puede verse como un guiño al cover de "Darling Nikki" que Dave Grohl y los suyos habían grabado como lado B del single "Have It All".

El final del show fue (OBVIO) con "Purple Rain", pero el partido ya estaba ganado.