24/12/2016

El día en que los Sex Pistols saltaron a la fama

Todo empezó con una mala palabra en TV.

Captura de TV

Cuando un invitado a un programa de radio o televisión cancela a último momento, hay que buscar un reemplazo como sea. Un día de diciembre de 1976, Freddie Mercury decidió sacar turno con su dentista (!) y anular su visita al magazine londinense “Today”. El desenlace de ese imprevisto terminaría haciendo que el veterano presentador del ciclo pierda su trabajo para siempre… y que el grupo desconocido que cubrió a Queen alcanzara la fama de la noche a la mañana.

Johnny Rotten, Steve Jones, Glen Matlock y Paul Cook, integrantes de los Sex Pistols, fueron presentados sarcásticamente por el conductor Bill Grundy como “la nueva sensación”, para luego acusarlos de estar “tan borrachos” como él mismo. Sí, al aire.

De allí en más, todos los comentarios poco amigables de Grundy fueron respondidos con insultos o frases desafiantes. El golpe final llegó cuando el conductor intentó hacerse el galán con Siouxsie Sioux, que estaba allí junto a otros amigos de la banda. Jones lo acusó de “viejo sucio, idiota e imbécil”, en una época en que la palabra “fuck” sólo se había dicho dos veces en la historia de la TV británica.

“Cuando vi que la asistente de piso soltó todo lo que tenía en la mano, y su maquillaje volaba por los aires, entendí que el engaño había sido un éxito. Estábamos en vivo por televisión, e íbamos a ser tapas de los diarios”, recordó en 2007 el exmanager de la banda, Malcolm McLaren.

Efectivamente, el escándalo llegó a las portadas. Grundy fue suspendido por dos semanas tras el incidente, y nunca volvió a conducir en el “prime time”; al poco tiempo, “Today” fue levantado de la programación del canal local Thames. Claro que no fue todo color de rosas para los Sex Pistols a partir de ese momento: Matlock fue reemplazado por Sid Vicious, EMI rescindiría su contrato discográfico y la banda terminaría por disolverse en 1978.

La tapa del diario londinense Daily Mirror sobre el escándalo. “La inmundicia y la furia”, dice el título.

 

Esta es la traducción completa del video:

Ellos son punk rockers. La nueva sensación, me dicen. ¿Sus héroes? No son los bellos y limpios Rolling Stones. Verán, están tan ebrios como yo, están sobrios en comparación. Son un grupo llamado los Sex Pistols, y estoy rodeado por todos ellos…
Jones: (leyendo el texto del apuntador) …¡en acción!

Veamos a los Sex Pistols en acción. Vamos, muchachos.

(Corte a un video de un show de la banda, para luego volver al estudio)

Me dicen que este grupo recibió 40 mil libras de una compañía discográfica. ¿No les parece que eso es, bueno, un tanto opuesto a su visión antimaterialista de la vida?
Matlock: No, cuanto más mejor.

¿En serio?
Matlock: Uh, sí.

Bueno, cuéntenme más entonces.
Jones: Nos la gastamos toda, ¿no?

No sé, díganme ustedes.
Matlock: Sí, no queda nada.

¿En serio?
Jones: Toda en alcohol.

¿En serio? ¡Dios mío! Ahora, quisiera saber una cosa…
Matlock:
¿Qué?

¿Me hablan en serio o sólo están tratando de hacerme reir?
Matlock:
No, no queda nada. Nada de nada.

¿En serio?
Matlock: Sí.

No, pero pregunto sobre lo que hacen.
Matlock:
Oh, sí.

¿Es en serio?
Matlock:
Mmm…

Beethoven, Mozart, Bach y Brahms, todos han muerto…
Rotten:
Todos esos son tus ídolos, ¿no?

En serio… ¿qué? ¿Qué me están queriendo decir?
Rotten:
Que son gente hermosa.

¿Lo son?
Rotten:
Sí, claro. Nos excitan.
Jones: ¡Pero están muertos!

Bueno, supongamos que excitan a otras personas.
Rotten: (susurrando) Allá ellos con su mierda.

¿Su qué?
Rotten:
Nada, una mala palabra. Siguiente pregunta.

No, no, ¿cuál era la mala palabra?
Rotten:
Mierda.

¿En serio? Cielo santo, me están aterrando hasta la muerte.
Rotten:
Bueno, Siegfried…

¿Qué hay con ustedes, las chicas del fondo?
Matlock:
Este tipo podría ser su papá, ¿o no?

Ustedes son, eh…
Matlock:
O su abuelo.

¿Estás preocupada o te estás divirtiendo? (a Siouxsie)
Sioux: Divirtiéndome.

¿En serio?
Sioux: Sí.

Bueno, eso es lo que creía que estabas haciendo.
Sioux:
Siempre quise conocerte.

¿En serio?
Sioux:
Sí.

Bueno, más tarde podemos charlar, ¿te parece?
Jones: ¡Viejo sucio, asqueroso!

Bueno, seguí, campeón, dale nomás. Seguí, tenés otros cinco segundos. Decí algo escandaloso.
Jones:
¡Sucio bastardo!

Dale, de vuelta.
Jones: ¡Sucio hijo de puta! (risas)

¡Qué chico más listo!
Jones:
Qué sinvergüenza de mierda.

Bueno, eso es todo por hoy. El otro rockero, Eamonn (Andrews), y sobre él no voy a decir nada, va a estar de vuelta mañana. Espero verlos pronto. (Gira la cabeza para hablarle a la banda) A ustedes espero no volverlos a ver. Por mi parte, buenas noches.

(Suena la cortina del programa: “Windy”, de The Association. Grundy dice “uh, mierda”, fuera de micrófono; corren los créditos y Jones baila al son de la música)