24/11/2020

7 crossovers inesperados entre músicos

Presentado por Chevrolet Onix.

300 Producciones / Gentileza
Onix

Muy a menudo los músicos disfrutan de juntarse a grabar o tocar con otros artistas con propuestas muy diferentes a las suyas: algunas veces porque entablaron una amistad que excede los géneros, otras veces porque los sellos discográficos pusieron sus fichas para que tal encuentro suceda, y otras veces por el simple hecho de que en la variedad está la diversión.

La lógica parece ser clara: cuando sumás algo cambiás todo. Lo mismo sucede con el nuevo Onix, que es el primero y único en su categoría en ofrecer wifi nativo arriba del auto -para recorrer la ciudad escuchando a nuestros artistas favoritos- y motor turbo, presentando así un estándar inédito en tecnología.

Sin perder de vista la seguridad, además de ser pionero en materia de conectividad, el nuevo modelo de Chevrolet es el único del segmento en presentar seis airbags de serie, además de incluir un gran equipamiento de seguridad activa, pasiva y estructural para todos sus ocupantes.

Pensado en cada detalle, el nuevo Onix ofrece mayor confort en todos los niveles: desde la textura de los paneles de instrumentos hasta el diseño del volante, pasando por las amplias dimensiones de todos sus asientos, la estrella de Chevrolet incorpora una serie de detalles que transforman por completo la experiencia a bordo.

A tono con esta propuesta, repasamos algunas de las más llamativas (e insospechadas) colaboraciones entre músicos que a priori parecen no tener nada que ver entre sí... pero cuya unión funciona.

Jimmy Page y Puff Daddy

El guitarrista de Led Zeppelin no es hombre de tocar muy seguido, y sin embargo algún extraño impulso (probablemente un container lleno de dólares) lo llevó a decirle que sí a Puff Daddy cuando éste quiso rehacer “Kashmir” para la banda de sonido de Godzilla (1998). El rapero construyó su carrera parasitando temas de otros (recordemos que lo conocimos por su pintoresca versión de “Every Breath You Take” de The Police, rebautizada “I’ll Be Missing You”), y en este caso decidió ganar credibilidad sumando al autor.

Alice in Chains y Elton John

Por un lado, grunge más heavy metal más angustia existencial. Por el otro, un pianista clásico especialista en excelsas melodías pop. A primera vista no parece la yunta más potable y sin embargo ahí están, compartiendo aire en la balada que da nombre al cuarto disco (primero sin el cantante Layne Staley) de Alice in Chains. Elton toca el piano y hace coros. Y no es su única colaboración atípica: también canta en “Fairweather Friends” de Queens of the Stone Age y en “The Pink Phantom” de Gorillaz.

Pappo y Daniela Herrero

El Carpo deja en orsai a los paladines del rock puro y machazo yendo al Gran Rex a cantarse una con Daniela, que para los más obtusos puede parecer una estrellita pop pero para cualquiera que le haya prestado atención es una gran intérprete de rock y blues, con sentimiento y bagaje. “La bella y la bestia”, dice Norberto, y no le falta razón. Siete años después, cuando Pappo ya no estaba entre nosotros, su hijo Luciano ocupó su lugar en el dueto en un show en el ND Ateneo.

Bone Thugs-N-Harmony y Phil Collins

A priori cuesta imaginar la unión entre un grupo fundamental del gangsta rap y el mismísimo emblema de la chomba con náuticos y mocasines. En realidad estamos ante otro caso de “che, ya que sampleamos este tema, ¿por qué no llamamos al que lo escribió para que meta alguna frasecita?”: al trío de hip hop se le ocurrió usar “Take Me Home” del ex Genesis y sintió que tenerlo a éste participando del experimento sería interesante. Lo llamaron y dijo que sí. ¡Y hasta aparece en el video!

Wos y Ciro

“Voy a invitar a un joven amigo que va a salir en un rato”, dijo Andrés Ciro Martínez antes de tocar “Pistolas”, y el joven amigo en cuestión era Wos. El encuentro se dio por primera vez en el Festival Mastai de San Pedro en 2019 y se repitió en el Cosquín Rock de este año. Promediando el tema llegó la sección de freestyle a cargo del rapero, que se encargó de reforzar el mensaje original del clásico de Los Piojos: “Por la pinta que tenés es común que te arresten, el que más roba usa trajes y tiene ojos celestes", rimó. Y a varios le quedó la duda: ¿Ciro le dio espacio a Wos, o Wos le dio una mano a Ciro?

Divididos y DJ Zuker

Ustedes no se acuerdan porque son muy chicos, pero esto fue un es-cán-da-lo en su momento: ¿Cómo se atrevía la Aplanadora del Rock a subir al escenario a un DJ? ¡Si es el enemigo! ¿No escucharon a Pappo cuando le dijo a DJ Deró que se busque un trabajo decente? (fue ese mismo año: 2000). Bueno, los mejores artistas son los que hacen lo que se les antoja y no lo que se supone que tienen que hacer. Así fue como Javier Zuker, un histórico de la música electrónica nacional, terminó participando de los conciertos de presentación de Narigón del siglo. Los pibes lo insultaron hasta que se quedaron afónicos, pero -literalmente- quién te quita lo bailado.

Sonic Youth y Cypress Hill

La banda de sonido de la película Judgment Night (1993) es un compendio de colaboraciones inesperadas: el concepto fue juntar a una banda de rock con un artista de hip hop en cada canción. Así fue como terminamos con Slayer y Ice-T (“Disorder”), Mudhoney y Sir Mix-A-Lot (“Freak Momma”) o Living Colour y Run DMC (“Me, Myself & My Microphone”). Dentro de esta maravillosa ensalada está “I Love You Mary Jane”, oda a la mota compartida por el grupo insignia del indie rock y el trío de hip hop chicano que le robó la orquesta a Peter Frampton. Cypress Hill aparece otra vez al final del álbum, en este caso junto a Pearl Jam haciendo “Real Thing”. Recomendado.