18/06/2018

XXXTentacion, el rapero más polémico de la década, asesinado a los 20 años

Del éxito a la oscuridad. O al revés.

Gentileza
XXXTentacion

“El adulto que fue llevado al hospital ha sido declarado muerto”. Así confirmó este lunes por la tarde la policía del condado de Boward (Florida) a través de Twitter el asesinato de XXXTentacion, el rapero más polémico de los últimos años.

Nacido como Jahseh Dwayne Onfroy el 23 de enero de 1998, XXXTentacion fue una de las figuras más populares, controversiales y repudiables que surgieron en esta década. Con dos discos de estudio editados (17 en 2017 y ? en 2018), alcanzó fama a lo largo y ancho de los Estados Unidos en tiempo récord. Desde temprana edad, fue encarcelado en varias ocasiones y enfrentó cargos como posesión de arma de fuego, violencia doméstica contra una mujer embarazada y manipulación de testigos.

Al límite de lo verosímil, el primer caso de violencia en el que se vio involucrado fue a los seis años, cuando apuñaló a un hombre que estaba por atacar a su madre. A partir de entonces, su vida se vio cada vez más complicada: su madre y su abuela se alternaron su crianza, abandonó el colegio a los 15 años, fue detenido por varios hechos delictivos y la popularidad sólo acentuó su costado violento.

En 2014, publicó “Vice City”, su primera canción, considerada hoy una de las piedras fundacionales del Soundcloud rap, un subgénero del hip hop caracterizado por las influencias de la música emo, la producción lo fi y por distribuirse en la plataforma que le da nombre. Al igual que XXXTentacion, jóvenes que estaban entre sus 15 y sus primeros 20 se convirtieron en referentes de un movimiento underground al que el crítico Jon Camaronica, del New York Times, definió como “el más vital y disruptivo del hip hop“.

Pero, por un motivo u otro, el Soundcloud rap comenzó a devorarse a sus propias estrellas apenas empezaron a brillar.

El año pasado, Lil Peep, de 21 años, murió de sobredosis en plena gira mientras sus amigos, pensando que “apenas” estaba desmayado, lo filmaban y lo subían a Instagram. Ahora fue el turno de XXXTentacion, que fue asesinado a la salida de una concesionaria de motos en Miami. Los autores del crimen aún permanecen prófugos.

Así como sus discos y videos contabilizaban clics por miles de millones, fue su vida privada la que lo puso, por motivos repudiables, en el foco de los medios. En agosto del año pasado, Pitchfork accedió al testimonio de una de sus víctimas, que denunció haber sufrido “un siniestro patrón de abusos y violencia“, incluso estando embarazada.

Desde lo meramente artístico, XXXTentacion también se volvió polémico con la publicación de videos que mostraban imágenes de violencia explícita y hasta Spotify decidió no promocionar sus canciones en las playlists. “No censuramos a ningún artista por su conducta, pero sí tomamos decisiones editoriales”, dijeron. Sin embargo, dieron marcha atrás cuando artistas como Kendrick Lamar amenazaron con retirar su música de la plataforma en apoyo al joven rapero.

“Gracias por existir”, tuiteó Kanye West apenas se confirmó la muerte de XXXTentacion. “Nunca pude decirte lo mucho que me inspiraste mientras estuviste aquí”.

Musicalmente influyente, personalmente despreciable. El asesinato y la vida de XXXTentacion abren una nueva página oscura en la historia del hip hop.