06/04/2017

Babasónicos frente a la cámara de Martín Bonetto

Adrián Dárgelos y compañía, en el éxtasis del flash.

Martín Bonetto
BABASONICOS FOTOS MARTIN BONETTO

Martín Bonetto todavía trabajaba como diseñador gráfico la primera vez que entró a un camarín de Babasónicos, en 1999. Iba de la mano de la fotógrafa Nora Lezano, que le presentó a Adrián Dárgelos. El fast forward lleva al presente, en el que aquel muchacho que "no tenía acceso a hacer fotos" porque vivía en La Plata y no viajaba mucho a la Capital publicó hace poco el libro Babasónicos - Fotografías de Martín Bonetto, como una extensión de la muestra Movimiento Babasónicos. La exhibición llegará ahora a la Capital Federal, entre el 11 de abril y el 14 de mayo, en la Usina del Arte (Agustín Caffarena 1, La Boca), tras un recorrido que se inició en el festival Provincia Emergente, continuó en el museo MAR de Mar del Plata y pasó por varias salas en distintas provincias. Las imágenes que podés ver abajo forman parte del libro, que podés comprar acá.

"Mi mirada se fue profesionalizando con el tiempo, pero empezó como fan", reconoce Bonetto. "Fotografiar a Babasónicos fue algo que me acompañó durante toda mi carrera y terminé trabajando con ellos cuando crecí en la profesión". Giras, camarines, escenarios y habitaciones de hotel fueron los ámbitos en los que apuntó con su lente al grupo. "Lo que me genera siempre interés en fotografiarlos es que presentan una puesta en escena casi cinematográfica, como algo ficticio que sucede ahí arriba y que es interesante reflejar. Yo me conecto mucho con esa locura que plantean los Babasónicos".