13/05/2020

Leé un capítulo de "Por qué escuchamos a Stevie Wonder"

No es por superstición.

Thomas Hawk / Flickr
Stevie Wonder

Hoy, 13 de mayo de 2020, Stevie Wonder cumple 70 años. Para celebrar vida y obra de uno de los grandes compositores de soul y funk de toda la historia, compartimos dos breves capítulos de Por qué escuchamos a Stevie Wonder (Gourmet Musical Ediciones).

En los dos pasajes elegidos, Edagardo Scott, autor del libro que ya podés conseguir en todas las librerías, traza sendos universos pequeños sobre "Superstition": uno en relación a la propia obra de Stevie Wonder y otro en relación con la obra de otros artistas.

Superstition
Talking Book (1972)

Hay un precursor de "Superstition". Es Do "Yourself a Favor". Pero si consideramos que "You Haven't Done Nothin'" y "Skeletons" también son parte de la familia, tendremos un archipiélago "Superstition". No es que sean versiones o variaciones, no. Todas son canciones que parecen apuntar al mismo centro. El estilo tiene eso. Y por eso es difícil de entender a los que dicen de un artista: tal obra es buen, tal es mala. ¿Cómo podría ser eso? Si hay un artista, si hay un poeta o un músico, el estilo trabaja, va trabajando el arco expresivo. Podrá decirse que en tal obra el artista estuvo más cerca o más lejos de tal o cual forma, de tal o cual línea o motivo que el artista suele transitar, y que esa proximidad o lejanía pueden tener un valor diferencial. Pero e resulta extraño cuando la valoración es absoluta, si es que verdaderamente hay un artista y un estilo.

Alguien podrá decir que las hermanastras o hermanastros de "Superstition" podrían haberse evitado. Y es cierto. Un rigor feroz, un rigor a lo Juan Rulfo podría decidir la decapitación de esos matices. Pero también es cierto que solo así podemos comprobar el grado de aproximación, de tanteo y error, y de acierto, en la conquista de la forma por parte del estilo. Lo que se dice el trabajo del estilo.

Stevie Wonder

Superstition II
Talking Book (1972)

"One of the members of the army of love (un integrante del ejército del amor)". Así lo presente y lo despide Stevie Wonder a Prince en una entrevista. Antes habían tocado juntos en París, en 2010, una versión larga de "Superstition", en la que Prince después de abrazar a Stevie va hacia los teclados, pero tras un par de pruebas pasa a la guitarra, y se vuelve un guitarrista funky, para variar excelente. Tal vez si hubieran pasado más años, hubieran podido grabar juntos "She Loves Me", uno de esos temas de Prince que bien podría haber sido -aunque la música no es de nadie- de Stevie.

Hay un video de los Daft Punk, del tema "Lose Yourself To Dance", que en verdad es la reproducción de un video de Stevie de los setenta; más precisamente de la presentación televisiva de Stevie tocando "Superstition" con todo el estudio bailando. El estudio se puebla de una cantidad de freak dancers, de un ambiente que parece un bar de Star Wars, donde cae toda la bendita variedad de la galaxia.