24/05/2018

Fus Delei, a copar esas radios modernas

Canciones indie para la pista de baile.

Luciana Demichelis / Gentileza
Fus Delei

Mientras leés esta nota, Fus Delei está componiendo un hit. Uno como los que Foals no compone desde hace cinco años.

La voz de Alejo Klimavicius, entre el hedonismo gélido de Federico Moura y el soft porn de Adrián Dárgelos, entregará versos fragmentados sobre cosas que se deforman lentamente, deseos que escapan a la realidad y futuros que no llegan porque se olvidan de hacerlo. Detrás de él, sonarán guitarras escuálidas, teclados modernos, y una base indietrónica, cercana a Hot Chip.

O no.

Porque el quinteto platense que completan Gregorio Jáuregui en batería, Agustín Buaon en guitarra, Juan Baro Latrubesse en teclados y voz y Tomás Marcucci en bajo prefiere moverse con libertad. Si su debut, Ideas para un mundo imaginario, editado a fines del año pasado es un “disco de anfeta” -como lo define Alejo-, “Será cuestión de verse”, el single que lanzaron hace dos meses, baja un par de cambios y se abre paso tímidamente, como un lamento darkwave.

“Queremos grabar el segundo disco ya”, se repiten, confiando en una estrategia que apunta más a aprovechar los momentos de inspiración y las posibilidades de grabar 24/7 que en ajustarse a la lógica de lanzamiento-presentación-Y ese intento por “romper algo” desemboca en un concepto clave para el grupo: el contraste. Ya desde el nombre, una castellanización de los efectos de fuzz y delay (el primero una distorsión y el segundo un repetidor), el contrapunto está claro. “Es algo que caracteriza a los temas, que te llevan a un lugar que nada que ver, desde lo primitivo y salvaje del fuzz a lo más moderno y secuencial del delay”, explica Agustín.

En cuánto a su lugar en la escena actual, y sobre todo la de La Plata, los Fus Delei también apuntan a desmarcarse de las tendencias. “Él Mató hizo escuela -reconoce Gregorio-, pero nosotros queremos hacer algo, es otra forma de ver las cosas, no nos representa esa camiseta. Y es normal porque somos personas diferentes. Salimos disparados para otro lado porque sentimos la necesidad. La idea no es ver qué funciona y agotar la fórmula, sino entender por qué pasaron a la historia”.

De hecho, se sitúan más cerca del legado de Federico Moura y compañía. “En el aniversario de La Plata no tocaron ningún tema de Virus y eso a nosotros nos atraviesa totalmente, fue muy fuerte”, recuerda Alejo. “Fus Delei es una banda divertida y Virus también. Queremos volver a ese tipo de arte más expresivo y más directo. No es la idea que la banda sea divertida solamente, en esa maraña hay un mensaje y un trasfondo, como lo tenía Virus… Más que divertido, es liberador”.