16/02/2017

En ascenso: Ciudad de los Sauces

El viaje post punk de un cantautor platense.

Ramiro Peri / Gentileza

La banda. Después de integrar en los noventa Siempre Lucrecia, una banda de pop guitarrero, con el cambio de milenio el platense Federico Kempff decidió probar por su cuenta un camino más despojado. Así, construyo una carrera en solitario en plan folk que abarcó tres álbumes de estudio con Manuel Moretti y Facundo Soto como invitados. “Para el cuarto disco no tenía más ganas de eso. No  quería escuchar una guitarra acústica nunca más por un tiempo largo”, explica Kempff, ahora al frente de Ciudad de los Sauces, una banda con pulso post punk. Las nueve canciones de su debut transitan un arco sonoro que va desde el primer New Order a Interpol y Editors. “El tecladista y el violero (Dani y Natanael Ullon) son de generaciones recientes, tienen veintipico, vienen con un background más moderno”, define Federico a un cruce de influencias de un mismo género pero en sus dos variantes: original y retromaníaca.

El disco. En diciembre, Ciudad de los Sauces publicó su primer álbum, Saltamos al abismo, el resultado de casi cinco meses de estudio. “Yo quería hacer un disco de diez temas y teníamos 9. Me tuvieron que poner los puntos porque yo insistía como un chiquilín para meter uno más”, cuenta Kempff. A la hora de encontrar un sonido bien de género, a la banda, que se completa con el bajista Nicolás Prado y el baterista Fernando Suárez, le costó convencer de sus ideas al ingeniero de sonido. “Él tenía el concepto de que la voz tenía que estar recontra al frente, pero nosotros la queríamos más metida en la mezcla. En un momento me dijo ‘Fede, ¿vos querés que se entienda la letra?’, y yo laburo mucho la dicción, no va por ese lado. Es una cuestión de planos, nada más, como si fuera un instrumento más”, explica.

En vivo. “A la hora de tocar somos bastante fieles al sonido del disco. Queremos ser prolijos, tenemos cero costado lo-fi”, cuenta Kempff sobre con qué van a encontrarse quienes vayan a verlos este sábado 18 junto a Superlasciva en El Tano Cabrón (Jean Jaures 715). Para  la banda, la fecha es un paso más en un proyecto a futuro: poder tocar con frecuencia más allá de los límites impuestos por la autopista 2. “Estamos trabajando el tema de tocar en Capital porque en La Plata es todo más acotado”, dice. De todos modos, Ciudad de los Sauces saca provecho de las fechas en la capital provincial, con fechas compartidas con Valle de Muñecas y Acorazado Potemkin para  marzo y abril, respectivamente.