19/12/2016

Anuario 2016: 10 hechos que marcaron el año

Nadie sale vivo de aquí.

Para muchos, el año que termina tiene saldo negativo. El repaso de los momentos más destacados de 2016 parece darle la razón: las muertes de David Bowie y Prince ocupan indudablemente un lugar de privilegio en la lista. A continuación, la selección realizada por el equipo editorial de Silencio.

Abusos en el rock

Todo empezó con un video en YouTube en el que una joven denunciaba haber sido violada por el cantante de La Ola que Quería Ser Chau, José Miguel del Pópolo. La valentía de esa declaración impulsó a otras mujeres a presentarse ante la Justicia por situaciones de abuso que involucraban a otros músicos, con Cristian Aldana y Pity Álvarez como nuevos casos emblema. El cambio en la percepción general sobre el tema llevó a que las declaraciones de Walas, primero, y de Gustavo Cordera, después, fueran rápidamente repudiadas. El ex Bersuit volvió a los escenarios hace pocas semanas, tras anunciar su retiro por tiempo indeterminado por la polémica.

El año de los obituarios

Con las muertes de David Bowie y Prince, 2016 se aseguró de dejarnos en claro que los grandes de la historia del rock no estarán junto a nosotros para siempre. “Se fue el artista mayor de la historia del rock. Así de simple, así de contundente, así de doloroso”, reza la necrológica publicada en Silencio sobre Bowie, que acababa de publicar Blackstar. “Prince creó su propio universo, regido por sus propias reglas y en el que el único habitante es él mismo, porque nunca le importaron un carajo los tabúes de este mundo”, publicó este medio tres meses después, con la muerte del enano púrpura. La muerte de Leonard Cohen el 7 de noviembre, a quien Silencio definió como un “alquimista de las palabras“, también sobresalió en un año que se llevó, entre otros, a Nick Menza, Greg Lake, Keith Emerson y a Ricky Rúa.

La consagración de La Beriso

Una exitosa campaña para “saltar” del playón del estacionamiento al interior del Estadio Único de La Plata fue solo el inicio de un 2016 histórico para la banda liderada por Rolo Sartorio. Una gira extensa por el interior del país, la presencia como teloneros de los shows de los Rolling Stones en Argentina y la grabación de un nuevo disco en México fueron los escalones que precedieron a la presentación del sábado 17 en el Monumental. “Cuando empezamos, hace muchos años, jamás imaginábamos que ustedes nos iban a dar tanto”, dijo Sartorio sobre el escenario de River.

Las clausuras como método

La política gubernamental de clausuras indiscriminadas de centros culturales tiene larga data pero encontró una justificación en abril, cuando cinco personas murieron en la fiesta electrónica Time Warp. La Justicia porteña llegó a ordenar el cierre de todos los locales bailables de la Ciudad, una medida que fue dada de baja en menos de 24 horas. El temor extremo a que se repita un hecho semejante llevó al Gobierno de la Ciudad a “suspender” el recital de Kraftwerk en Buenos Aires; por suerte, la sangre nunca llegó al río y el show se realizó tal como estaba previsto.

Buenos Aires, meca internacional

El segundo semestre del año no trajo la recuperación de la economía anunciada por el Gobierno nacional, pero sí tuvo una cantidad inesperada de shows internacionales en nuestro país, con los grandes festivales (BUE, Personal Fest, Music Wins) como punta de lanza; en agosto, Silencio calculó que era necesario juntar al menos $ 25.000 para ver todos los recitales en agenda. Algunos artistas parecieron integrarse a la cultura local, con Pete Doherty “radicado” en Buenos Aires, Richard Ashcroft ofuscado por el campo VIP de GEBA y Steven Adler denunciando las carreras de galgos.

La muerte del Sí y el nuevo mapa mediático

A mediados de octubre, y después de más de 30 años, salió a la calle por última vez el “suplemento joven” del diario Clarín, referencia cultural ineludible de una generación entera. Si la publicación había sido creada para “acercar a los jóvenes al lenguaje gráfico del diario”, su declive “probablemente pueda explicarse con las mismas causas que hicieron tambalear a la industria discográfica: nuevos modelos de consumo, otros actores involucrados, la revolución provocada por internet”, escribió Silencio. Rock & Pop, el otro faro mediático joven de fines de siglo, cambió de dueños en 2016 (del Grupo Veintitrés a la productora Fénix) y se vio afectada por múltiples retrasos en el pago de sueldos.

Los Rolling Stones, de La Plata a La Habana

“Tienen edades que están entre los 68 y 74 años, y bien podrían limitarse a disfrutar de su tiempo libre. Sin embargo, eligen salir de gira y demostrar su vigencia cada vez que pisan un escenario con la banda que fundaron hace más de cincuenta años”, definió Silencio en su crónica del show de Sus Majestades Satánicas en el Estadio Único. Claro que ni su paso por Argentina ni su nuevo disco, Blue & Lonesome, pueden rivalizar con el gran hito de la banda durante 2016: su histórica presentación en la Ciudad Deportiva de La Habana, Cuba, a fines de marzo.

Vinilo rey

La industria discográfica observó durante 2016 la consolidación de un nuevo paradigma, alejado del reinado de los CDs en los 90 y de la apuesta por las descargas pagas alla iTunes a principios de siglo. La combinación de servicios de streaming como Spotify y Deezer con la revaloración de los vinilos llevó a los sellos a conseguir un crecimiento en ventas del 52% interanual, muy superior a la inflación. “El problema no era de la música, sino del modelo de negocios”, reconoció Damián Amato, presidente de Sony Music Sur, en un evento corporativo. La apertura reciente de una fábrica de LPs en el país confirma esa sensación.

El regreso de Guns N' Roses

A 23 años de su despedida (casualmente, en Buenos Aires), un falso Tower Records en el Sunset Strip de Los Angeles dio el marco para el regreso oficial de la banda en abril. De ahí en adelante, una presentación en Coachella junto a Angus Young abrió la puerta a una gira que los trajo hasta los estadios de Rosario Central y River Plate. “Nadie debería animarse decir que GNR volvió sólo por el dinero. Están más viejos, sí; y más gordos también. Pero más crudos y vivos que nunca”, consignó Silencio en su crónica del show en el Monumental.

Bob Dylan, Nobel de Literatura

Bob Dylan

En el mes de octubre, la Academia Sueca premió a Bob Dylan con el Nobel de Literatura, pero la cuestión terminó por convertirse en un idea y vuelta interminable. Aunque el comunicado afirmaba que la decisión buscaba reconocerlo “por haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición de la canción norteamericana”, el autor de “Like a Rolling Stone” terminó por no asistir a la ceremonia. “Otros compromisos hacen que sea imposible”, se excusó en una carta pública en la que también agradeció el premio que no fue a recibir pero que terminó aceptando. Porque 8 millones de coronas suecas (algo menos de 14 millones de pesos), no se le niegan a nadie.

Créditos fotográficos: archivo Silencio (abusos, David Bowie, suplemento Sí, Bob Dylan), Cecilia Salas (La Beriso), Daniela Amdan (festivales), Katarina Benzova / Gentileza (Guns N’ Roses), Miguel Mora (Rolling Stones), Télam (Time Warp), Ian Baldwin / StockSnap.io (vinilos)