16/11/2019

Make Mama Proud sale del laboratorio sonoro

Sí hay banda.

Gentileza
Make Mama Proud

"No hay banda", insiste en varios idiomas un presentador frenético en Mulholland Drive, una de las películas más celebradas y discutidas de David Lynch. "Todo está grabado", explica, mientras las dos protagonistas se toman de las manos, inquietas. La escena impactó en miles de psiquis en todo el planeta, incluidas las de Daiana Azar y Guillermo Porro, los integrantes de Make Mama Proud. Por eso, la frase del principio no sólo es el título de su álbum debut sino también del tema instrumental que lo cierra, una suerte de electropop progresivo tocado y producido con un nivel inusual para bandas de corta trayectoria.

Pero si bien Make Mama Proud apenas asomó el año pasado y debutó en el escenario a mediados de este, los dos músicos y productores sí tienen un largo recorrido, que los muestra como integrantes de las bandas de Beto Cuevas, Marilina Bertoldi y Bambi Charpentier. La estrategia de dar a conocer singles hasta completar el álbum les dio buenos resultados a Azar y Porro, que llenaron La Tangente en ese único show y que hoy sábado apostarán por duplicar la convocatoria con dos fechas (a las 20 y a las 22, con DJ Zuker como warm up).

"Estuvimos un año sacando singles y en ese tiempo la gente escuchó mucho las canciones", esboza como explicación Azar sobre la convocatoria al (hasta hoy) único show de Make Mama Proud. "Había cierta expectativa porque compartíamos los ensayos y cómo se iba armando todo. La gente se preguntaba cómo íbamos a llevar eso al vivo porque las canciones tienen mucha producción, mucha instrumentación, mucho arreglo".

La dificultad para salir del "laboratorio sonoro" se dio porque necesitaban de cierto equipamiento para hacer sonar ese rock pasado por la tecnología del que están hechas las canciones de Make Mama Proud. En el medio, incorporaron para las presentaciones a Eduardo Giardina, lo que le permite a Azar cambiar del bajo o los sintes a la batería a placer. "Es bastante dinámico. Necesitábamos alguien que pueda tocar los bajos, porque los temas no son fáciles y se toca todo en vivo. En 'Portal', que parece un tema más electrónico, en vivo lo llevamos a batería real fusionado con samples, pero cada sample lo está tocando Guille en vivo. Toda esa adrenalina es en vivo porque nos gusta el rock", dice la mitad femenina del dúo.

Un aspecto llamativo del grupo es su imagen, desarrollada tanto a través de videoclips para cada canción como de visuales que acompañan todo el show. "Cuando trabajás tanto con artistas vas aprendiendo qué hacer y qué no", explica Porro. "Nos dimos cuenta de que teníamos que armar una marca, porque si bien hacemos música para nosotros y es hermoso que la gente conecte, también es un producto. Entonces dijimos: 'Si lo vamos a hacer, vamos a hacerlo en serio'". Juntarse con diseñadores para hacer un logo devino en un show audiovisual. "Es un concepto estético, no sólo musical", dice el productor, que trabajó con La Ley y está en plena labor con 1915.

Los dos multiinstrumentistas hablan de influencias clásicas y muy recientes para la música de Make Mama Proud. "Hacemos un género que no está de moda, no hacemos trap, entonces el camino es seguir un poco el legado de Gustavo Cerati en cuanto a hacer canciones atemporales, que perduren", dice Azar. Y su compañero complementa con la sorpresa que les resultó "el disco de Billie Eilish, que tiene canciones y un encare de producción muy interesante, una mezcla espectacular". "Eso nos inspiró y después lo vomitamos en la computadora, en la guitarra, el piano y la batería", afirma.

¿Y cómo es eso de hacer que mamá esté orgullosa? Aunque el nombre de la banda no surgió por eso, las madres de ambos tocan instrumentos y fueron cruciales para que los dos emprendieran carreras por el lado de la música. La de Azar, por ejemplo, le enseño a la pequeña Daiana música clásica en su piano, hasta que la chica se compró su primera batería a los 12, con la plata que sus compañeras le habían regalado por su bat mitzvah. Y la de Porro todavía los hace practicar las partes vocales de los Beatles cuando van a visitarla a Mar del Plata. "Las dos están muy orgullosas de lo que hacemos", se ríen los músicos.