22/10/2019

5 pasos para conocer a YUNGBLUD

Rock alternativo para centennials.

Gentileza
YUNGBLUD

Mi padre me puso un arma en la cabeza / Dijo: Si besás a un chico, te mataré a tiros”, dice YUNGBLUD a mitad de camino entre el canto y el rapeo en su hit "Parents" y en los versos siguientes el punto de giro lo pinta de cuerpo completo: "Así que lo até con cinta y lo dejé encerrado en un establo / Salí al patio y me cogí a mi mejor amigo". La conclusión es tan adolescente como generacional: "Sobreviviremos, porque los padres no siempre tienen la razón”.

Nacido como Dominic Harrison en Doncaster (Inglaterra), YUNGBLUD es una de las nuevas figuritas del mundo pop. Tanto por sus temas propios como por sus colaboraciones que van desde Halsey y Travis Barker (Blink 182) en “11 Minutes” a otras con Dan Reynolds (Imagine Dragons) y Machine Gun Kelly, el joven de 22 años se ha impuesto como ícono de liberación centennial. “Yo sólo soy un 50% de lo que YUNGBLUD es. El otro 50% es mi comunidad y lo que pasa dentro de ella.”, le dijo a GQ en una entrevista. “Es un lugar seguro en donde la gente puede ser”. Para predicar con el ejemplo, no le tiembla el pulso a la hora de subir a un escenario con un vestido de Victoria's Secret, delineador en los ojos y las uñas pintadas.

Con un disco de estudio y tres EPs en su poder (el último de ellos editado el viernes 18 de octubre de este año), YUNGBLUD debutará en la Argentina en la edición 2020 de Lollapalooza. Para que no te agarre desprevenido, acá van 5 claves para conocerlo.

Sus inicios

A los 16 años, YUNGBLUD se mudó a Londres para convertirse en músico y se anotó en la Escuela de Arte Dramático. Lejos de sus padres y sus amigos, admitió en varias entrevistas que esa fue la primera vez que sufrió de ansiedad y depresión, lo cual repercutía en su vida académica. “A todos los que me rodeaban les iba malditamente mejor que a mí, porque seguían las reglas; los profesores los amaban, pero yo nunca les gusté”, le dijo a Altpress.

ADHD

YUNGBLUD padece de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés). Como su nombre lo indica, es un trastorno crónico del desarrollo neuropsiquiátrico frecuentemente diagnosticado en la infancia y que puede persistir en la edad adulta, que se caracteriza por inatención (distracción moderada a grave, períodos de atención breve), hiperactividad (inquietud motora) y comportamiento impulsivo (inestabilidad emocional y conductas impulsivas) que produce problemas en múltiples áreas de funcionamiento, dificultando el desarrollo social, emocional y cognitivo de la persona que lo padece. Esto explica no sólo las dificultades que YUNGBLUD tuvo para integrarse en su infancia, sino también su inquietud artística y sus ansias de creación constante.

El nacimiento de YUNGBLUD

Si Dominic Harrison tenía el autoestima baja, sus productores no lo ayudaron del todo el día que le dijeron que su música no se parecía en nada a los artistas que él había crecido escuchando. Después de eso, desapareció por un tiempo para descubrirse a sí mismo. Y entonces nació YUNGBLUD, una estilización de "Young Blood" ("sangre joven"), tal como lo llamaba su manager, por ser el más joven de sus aritstas.

Género fluido

YUNGBLUD se autodenomina como una persona de género fluido. Es decir que no su autopercibe como hombre o mujer, sino que circula entre varios géneros. Como muchos jóvenes de su edad, cree que la división entre géneros está obsoleta.

El sonido de todes

Entre el pop punk, el hip hop y el rock alternativo, YUNGBLUD moldeó su estilo al calor de las playlists en modo aleatorio. Algunas de las bandas que admira y creció escuchando fueron The Clash, My Chemical Romance, Eminem, The Artic Monkeys, Billie Eilish y Busta Rhymes, y su sonido parece estar emplazado en algún lugar entre Blink 182 y Twenty One Pilots. De los tantos ejemplos que muestran su versatilidad, sobresalen el mash-up con “New Rules” (Dua Lipa) y “Havana” (Camila Cabello); otro que incluye "Goosebumps" (Travis Scott), "Señorita" (Camila Cabello y Shawn Mendez) y "Back To Black" (Amy Winehouse); y también su versión, junto a Halsey, de “I Will Follow You Into The Dark”, de Death Cab For Cutie.