26/03/2019

1915 planta bandera contra todos los males de este mundo

Pop con conciencia de clase.

Cecilia Salas
1915

En el período transcurrido entre su primer y segundo disco, 1915 se volvió una banda distinta, al menos desde lo discursivo. Todo lo que era metafórico, introspectivo y de vuelo spinettiano en Dual toma posición política en Bandera, publicado el año pasado. Para Cruz Hunkeler, cantante y guitarrista, el viraje encuentra su razón de ser en la etimología del género que abordan: “Pop viene de popular, y con más razón debería hablar de las cosas importantes. No quiero decir que el músico tiene que ser un combatiente o un militante. El músico es músico, pero tenemos la necesidad de tratar de trascender”. “Lo que yo quiero hacer con nuestra música es tratar de hablar de cosas profundas, de llegar al fondo. Lo popular representa a la mayoría de las personas”, agrega.

La explicación bien vale para entender cómo bases funky ornamentadas con melodías zigzagueantes pueden hacer alusión al dominio policial o al adoctrinamiento mediático sin reventar el formato de una canción pop. "Eso surge a raíz del cambio político que se está viviendo en la Argentina y que conlleva a un montón de situaciones que a uno como joven, y sobre todo como artista, le hacen replantearse su postura y la importancia que tiene desde la música el luchar contra un montón de cosas que están mal. Aprendimos la importancia que tiene para un músico tener un mensaje concreto y contundente. Cualquier cosa eh, la que sea, pero algo hay que tener”, define Hunkeler.

Ese compromiso con los ideales se acrecienta en “El enemigo”, una canción que incluye un sample de las Madres de Plaza de Mayo pidiendo ayuda a la prensa europea en 1978. “Es producto de llegar a tomar conciencia a cierta edad y después de algunas experiencias que hicieron que todos los integrantes de 1915 quisieran alzar la voz en contra de eso”, dice Cruz. Y completa: “Particularmente, soy nieto de desaparecidos y entonces, a raíz de que se cortasen con un montón de políticas de Derechos Humanos, y después de un montón de situaciones de represión policial que se viven en la Argentina, a uno le surgen un montón de preocupaciones. Entendemos a la música un poco como una responsabilidad para tomar postura frente a estas cosas”.

En la música de 1915 se da también otra cruza improbable que es en parte generacional, pero sobre todo estilística, un espacio en el que pueden convivir progresiones propias de Spinetta Jade y La Máquina de Hacer Pájaros con patrones que tranquilamente podrían pertenecer a Phoenix. Para Cruz, esa mezcla está lejos de ser algo atípico: “Mientras la estructura de la canción sea clara y la letra sea concisa y funcione, uno puede meter cualquier acorde y cualquier palabra. Lo que tiene que funcionar es la totalidad. Si funciona el todo y pusiste un acorde con tres mil notas, no importa, y de hecho sucede. Hay canciones que son recontra populares y tienen cosas rítmicas que son muy locas o muchos acordes, pero lo que más importa es la totalidad de la canción y cómo funciona, el mensaje que lleva y la emoción que transmite”.

Parte vital de una renovación del plano local, Hunkeler atribuye gran parte de ese mérito a la federalización de la escena en los últimos años: “No sólo hay un montón de bandas que tienen una propuesta de alto calibre, sino que también se da que hay mucha hermandad y compañerismo entre colegas. Hay una calidad musical increíble y es una época de florecimiento de un montón de proyectos tremendos. Antes, todas las bandas tenían que venir a Buenos Aires... ahora pueden crecer en sus provincias para venir cada tanto”. El cantante habla también de una red de lazos recíprocos interprovinciales que permiten a unos y a otros tejer alianzas, amistades y sociedades artísticas.

Ese recambio del que son parte se refleja en su presencia en la edición 2019 de Lollapalooza, en donde aseguran les emociona compartir cartel con Kamasi Washington, Rosalía, Kendrick Lamar, Alex Anwandter y Parcels. Además, habrá una coincidencia numérica, ya que 1915 compartirá fecha con The 1975. “Hay unos memes en Twitter que con una cosa impresionante, con los dos Spiderman y los nombres de las dos bandas. No sé si una nota, pero una foto juntos al menos hay que lograr”, cierra.