31/05/2018

Ziggy Marley: “La influencia de mi padre está en mi ADN”

La rebelión es el otro.

Tim Cadiente / Sony Music / Gentileza

Cuando Ziggy Marley responde una pregunta, siempre encuentra el tono adecuado para intensificar sus palabras: se ríe de manera relajada, se toma varios segundos para pensar en Bob Marley, su padre, y se erige como un pastor para reivindicar sus ideas políticas. Rebellion Rises, su último disco, logra lo mismo, especialmente cuando apunta al cambio que la humanidad necesita.

Llegamos a un punto en el que debemos hacer algo; tenemos que decir si es esto lo que queremos”, enfatiza Marley ante la situación política global. ¿Esa labor podría ser realizada por Marijuanaman, un superhéroe cannábico de comics creado por el músico hace siete años? El mayor de los vástagos del enorme Bob no duda: “¡Sí! Es hora, sería un buen trabajo para él”, sostiene entre carcajadas.  

Soy como un niño, siempre quiero aprender, siempre estoy con la mente abierta. Acepto que me van a pasar cosas en la vida, buenas y malas. Dejo que todo fluya.

Hace unos años, hablaste acerca de la importancia de una revolución personal para lograr cambios. Pero el mensaje de este disco es otro: de alguna forma, llamás a una rebelión. ¿Creés que es momento de enfocarse en el mundo externo más que en lo interno?
Todo es una misma idea, funcionan juntos. Sabemos que la parte política no va a cambiar. Entonces, todos los días la gente debe decidir por sí misma, sin importar lo que diga el político, el reverendo o el imán. Para convivir en este mundo, es necesario unirse más de lo que estamos ahora, como especie, como humanidad. Y los políticos no tienen un interés en esto. ¿Qué líder mundial dice “tengo un plan para lograr un mundo más pacífico”? Nadie tiene un plan para eso: tienen para hacer más bombas, para ganar más dinero, para pelearse entre ellos. Nosotros, la gente, tenemos que dictarles todo lo que queremos que el mundo sea.

¿Y creés que la gente sí entiende esta idea?
Veo buenas cosas. Llegamos a un punto en el que debemos hacer algo, tenemos que decir si es esto lo que queremos. Se prendió la luz, podés ver. Y es muy bueno poder ver las cosas para despertarte.

Al referirte acerca de tus discos anteriores, dijiste que fueron “parte del proceso de crecimiento para llegar a donde estás hoy”. ¿Qué significa Rebellion Rises, entonces?
Es uno de los mejores discos que hice. Estoy muy contento con él. Y aprecio mucho la historia y todo lo que aprendí antes, porque veo cómo subconscientemente influyó en lo que estoy haciendo ahora. Aprecio la experiencia de esas personas: mi papá, mi mamá, todos. Todo está conectado conmigo, ¿sabés? Y puedo ver mi propio crecimiento. No soy ciego respecto a eso.

Tanto cuando hablás como cuando escribís,  suele aparecer en tu discurso la palabra “libertad”. ¿Qué tanto te costó llegar a esa independencia, sin juzgar tus pasos en comparación a los de tu padre?
Para mí, es un viaje espiritual. Lo que estamos haciendo no tiene que ver con mi ego, ni ser libre de mi padre o esas cosas. No me interesa nada de eso. Cuando era joven, tal vez había algo de eso, pero nunca lo acepté como para tenerlo en cuenta. Somos lo que somos porque tenemos un mensaje para la gente.

Dijiste que este es tu mejor disco, a pesar de llevar 17 editados en 30 años de carrera. ¿Por qué lo ves así?
Por mi crecimiento espiritual y lo que aprendí. Soy como un niño, siempre quiero aprender, siempre estoy con la mente abierta. Acepto que me van a pasar cosas en la vida, buenas y malas. Dejo que todo fluya. Si la creatividad fluye, fluye… No sé las razones del porqué. No se puede explicar (risas).

Y de esos aprendizajes, ¿cuáles te llegaron de tu padre?
Es una pregunta difícil, porque realmente su influencia está en mi ADN. Bob Marley influyó a todo el mundo con su música energética, pero no veo una influencia específica en mí. No veo algo particular en donde haya hecho otra cosa en respuesta a algo suyo. La influencia que tuvo en mí es por ósmosis. Es una energía general. Y después interpreté esa energía desde mi lugar.