20/04/2016

Vitico: "Si no me hubiese despertado el vecino, habría muerto por asfixia"

El Canciller cuenta cómo cambió su vida después del incendio de su casa.

Gentileza Martín Dark Soul

El pasado 10 de marzo, la casa de Vitico comenzó a incendiarse mientras él dormía adentro. Luego de intentar apagar el fuego durante unos minutos, tuvo que resignarse y aceptar que ya no sería posible. Instrumentos, equipos, muebles, bienes personales... toda la propiedad ubicada en la isla del Tigre y donde vivió casi toda su vida se vio reducida a cenizas. Es por eso que familiares, amigos, músicos y productores no dudaron en sumar fuerzas y organizar un recital a beneficio bajo el nombre "Todos por el Canciller" este jueves 21 en el Teatro Vorterix. Allí tocará Viticus con artistas invitados y todo lo recaudado será para ayudar a uno de los bajistas más importantes del rock argentino. Antes del show, Vitico habló con Silencio y contó cómo fue la tragedia y cómo cambió su vida desde entonces.

El incendio. "Estaba totalmente dormido, sanito... y de repente fueron tal los golpes que pegaban en la puerta que pensé que venían a asaltarme, pero era mi vecino Rodolfo Moreno que me estaba avisando. Cuando me desperté, me dijo 'Vitico, tu casa está en llamas, se prende fuego". Tuve cinco minutos de tara, pensando en agua y en cómo pude pasar de estar durmiendo a eso, a algo que nunca me hubiera imaginado que podía pasar. Agarré un matafuegos y me fui al piso de arriba; el matafuegos anduvo pero después de un minuto me di cuenta de que no había nada que hacer, el fuego era realmente importante. Me bajé más rápido que Los Tres Chiflados por el tubo, saqué todo lo que pude, primero tres equipos; volví a entrar, dos guitarras; volví, una guitarra más, una notebook que ya no sirve y una gatita. Cuando iba a volver a entrar, supe que si entraba no salía. Siempre pensé que moriría de un ataque al corazón del disgusto si esto me llegaba a pasar. Cuando estaba afuera, vi que se habían acercado vecinos, ya estaba Prefectura y los bomberos, pero no había nada que hacer, así que lo filmé y después me subí al bote antes de que todo terminara".

Las causas. "Hable hasta con el jefe de Bomberos de la Argentina. Me dijo que pudo haber sido una laucha que mordió un cable y eso generó una chispita que tarda una semana hasta que se hace una llamita, y en ocho horas esa llama crece hasta que se convierte en lo que sucedió. Es totalmente impredecible, no hubo ninguna desprolijidad. Esto se inició en el piso de arriba, no había nada enchufado, no es que me olvidé una estufa prendida".

Salir a tocar, como respuesta a todo. "Después de filmar un rato el incendio, me remolcaron al otro lado del río y lo primero que dije fue: 'Tengo que ir a comprar ropa para ir tocar'. [Ese día Pappo hubiese cumplido 66 años y se hacía un concierto homenaje]. Mi conclusión es que nací de nuevo el día del cumple de Pappo. Me llamaron para ver si quería suspender o no quería tocar. Al contrario, lo mejor que me podía pasar era tocar esa misma noche".

Después. "El incendio fue el jueves, yo volví al lugar el sábado a la mañana, fueron todos mis hijos... No quedó absolutamente nada de todo lo que había juntado en mi vida. En lugar de tomarlo como algo espantoso, que lo es, arranco de nuevo. Por el tiempo que quede, vamos para adelante, sin pensar en lo que quedó atrás. Es una especie de liberación del pasado, como cuando me fui a Inglaterra; me siento parecido a ese momento. Vivo en un lugar que me encanta, pero nunca pensé que iba a estar acá. Es una posada que me prestó la Municipalidad de Tigre por un tiempo, y les agradezco profundamente. Me quedé sin ropa; mi hijo mayor me dio un montón porque somos iguales. No quedó nada del pasado, lo tomo como un empezar de nuevo, ir para adelante y listo. Sin pensar en que perdí algo, porque no perdí algo, gané vida. Me saqué yo mismo, que es lo principal. Si no me hubiese despertado el vecino, la quedaba, habría muerto por asfixia. Le debo la vida. La alegría de estar vivo sobrepasa cualquier pérdida material. Es mucho más grande el cariño que me devuelve la gente".

Todos por el Canciller. "Es impresionante todo el apoyo que recibí y eso es lo que deriva en el show del jueves. Vamos a tocar los Viticus con Attaque 77, Catupecu Machu, Horcas, Luciano Napolitano y mi hijo Nicolás. Y si no vienen más músicos es porque no quiero que se convierta en algo desprolijo. La idea es ofrecer un buen show a la gente, eso es lo principal, y con esta gente está más que bien. Antes del show voy a estar pasando por las pantallas lo que filmé para que la gente vea que fue algo muy espantoso, pero es muy bueno estar vivo y sentir toda esta solidaridad de la gente mi familia".