12/10/2016

The Damned: "Fue extraño ser los embajadores culturales de Gran Bretaña"

Captain Sensible y una carrera con sangre, sudor, lágrimas y algunas piñas.

Dod Morrison Photography / Gentileza

Si el inconsciente colectivo agrupa a Ramones, Sex Pistols y The Clash como el germen del primer punk, hay allí un claro acto de injusticia con The Damned. El lugar común recita de memoria que fue el primer grupo del estilo en editar un simple (el fantástico “New Rose”, el 22 de octubre de 1976) y el primer álbum de punk inglés (el fundamental Damned Damned Damned), pero también fue el primero en salir de gira por Estados Unidos y mostrar el efervescente punk británico del otro lado del mar.

La influencia de los Damned es enorme, y se agiganta al analizar los 40 años casi ininterrumpidos que llevan de carrera. Siempre con Dave Vanian en la voz, por su formación han pasado decenas de músicos, aunque Captain Sensible -el otro miembro original- ha sido su ladero por excelencia. Bajista durante los primeros años del grupo, luego devenido en guitarrista, volvió a convertirse en un integrante estable desde mediados de los 90.

A mediados de esa década, The Damned pudo disfrutar de cierto reconocimiento cuando dos de los grupos más exitosos versionaron sus temas más difundidos: Guns N’ Roses grabó “New Rose” para su disco de covers The Spaghetti Incident y The Offspring hizo lo propio con “Smash It Up” para la banda de sonido de Batman Forever.

Los festejos por los 40 años no son pocos, como corresponde. En abril fueron parte de Coachella, y el pasado 20 de mayo se presentaron en el Royal Albert Hall, con un show de más de tres horas. El icónico single “New Rose” será reeditado el próximo 4 de noviembre con su presentación original, picture disc y un poster desplegable, a la vez que ya tienen fechas con entradas agotadas durante octubre en Los Angeles y Nueva York.

Lejos de quedarse anclados en el pasado, los Damned prometen un nuevo álbum para principios del año próximo, aunque por ahora sigue la temporada de merecidos festejos. “Antes el punk era la música que nosotros queríamos escuchar porque casi ninguno de los grupos de mediados de los 70 tocaba algo que fuera interesante. Eran solos largos y aburridos, o canciones sobre hechiceros”, explica Captain Sensible sobre los orígenes del estilo. “Hoy el punk es pensar por vos mismo, sin creer en la basura que escupe la máquina lavadora de cerebros a la que todos adoramos diariamente en nuestros livings. Reduzcan las horas frente a la televisión y liberen sus mentes. Eso es punk”.

Hay muy buenas bandas punk por ahí dando vueltas, pero casi ninguna tiene el apoyo de los medios.

En mayo tocaron en el Royal Albert Hall, como parte de los festejos de su cuadragésimo aniversario. ¿Cómo lo vivieron?
Bueno, fue un backstage mucho más tranquilo de lo que imaginé que podría ser. El lugar le sumaba mucho a esta fiesta por nuestros 40 años. Creo que a los fans también les gustó mucho. Si estuvo bueno en su momento para Cream y Hendrix, ¡entonces es lo suficientemente bueno para The Damned! Hasta media hora antes de subir a tocar estábamos discutiendo sobre las luces y el uso de un órgano gigante. No nos decidíamos si hacer la intro de “Phibes” para la segunda mitad, porque pensamos que hubiera chocado mucho el estado de ánimo con respecto a las canciones de la primera parte. Pero todo salió como un sueño. Mr. Vanian estuvo al pico de su lado teatral y la banda sonó fantástica. ¡De manera deliberada no nos sobrepasamos en la ingesta de birra antes del show!

¿Por qué eligieron un escenario "distinguido" como ese?
Lo elegimos porque sobrevivir 40 años se merece una celebración así, y en parte para levantar los dos dedos del medio a los snobs de la música que seguramente deseaban que The Damned se hubiera jodido hace años. Somos un grupo de clase trabajadora, el punk es un movimiento de clase trabajadora. Los snobs del arte odian esa idea. La sala en sí está muy bien diseñada, porque el escenario está en el medio de un gran círculo de asientos y boxes que además tiene un gran espacio. Fue perfecto porque también podíamos escuchar al público entre las canciones, lo cual es importante. Nuestros shows son una cosa de dos vías. Invitamos a Chris Coull, un trompetista de Brighton que le sumó mucho a las seis canciones en que participó, especialmente al solo de “Alone Again Or”. Ah, y en “Twisted Nerve”, que terminó siendo la banda de sonido de film negro clase B que siempre intentó ser.

¿Cómo se hace para conservar el espíritu durante tantos años?
Yo estuve a la deriva por un tiempo luego de hacer mi carrera solista, pero Mr. Vanian me invitó a tocar con ellos un show y la vieja química apareció de manera inmediata: desde pelear por la luz principal hasta halagarnos mutuamente como compositores. Ambos amamos la música de garaje de los 60 y apreciamos una pequeña cuota de melancolía dark. Además, no hay duda de que Dave es el mejor cantante de la generación punk. Las razones por las cuales esta formación ha durado tanto son porque nos caemos bien, algo inusual para el Damned que conocía, y porque “los nuevos” le dan nueva vida a las canciones, algunas de las cuales suenan mejor que en los discos.

¿Cuáles considerás que han sido los momentos más importantes en la carrera de The Damned?
Los shows en vivo, por supuesto, y luego los discos. Cada álbum fue un logro en sí mismo. Sangre, sudor, lágrimas y algunas piñas. Machine Gun Etiquette aún suena bastante fresco y Strawberries es muy divertido. Y también debo reconocer que me encanta el Black Album de Mr. Vanian. Después, que mi papá haya venido a verme alguna vez y disfrute la experiencia fue un gran momento. Tras todos sus “nunca voy a ningún lado”, “es un montón de ruido”, finalmente pudo disfrutar un show, especialmente las cervezas que se tomó después con el resto de la banda. Otros grandes momentos de nuestra carrera son viajar por el mundo y que mucha gente adorable nos invite tragos. En 1976, la clase trabajadora nunca viajaba al exterior, solo la gente elegante. Fue extraño para un grupo punk ser como los embajadores culturales de Gran Bretaña en los 70. Perdí la cuenta de la cantidad de bandas que dijeron que haber ido a un show de The Damned fue el punto de inicio en decidirse a ir a comprar una guitarra. Y varios de esos son gente bastante conocida.

¿Qué nuevo o joven grupo punk te generan respeto o demustran que mantienen un espíritu verdadero?
Hay muy buenas bandas punk por ahí dando vueltas, pero casi ninguna tiene el apoyo de los medios. Fuera de verlos tocar si pasan cerca de donde esté, ¿cómo hace la gente para enterarse de su existencia? Nos gustan The Feathers, The Toilet Boys, Electric Frankenstein, The Living End, Phantom Vision… pero ninguna de ésas es realmente una “banda nueva”. Wand está haciendo muy buenas cosas, son una banda psycho-garage de Los Angeles. Y El Perro Del Mar, una banda sueca de melancólico jangle pop. ¡El punk no es sólo ruido!

Al estar celebrando 40 años de carrera, ¿cómo se explica hoy el “no future” que expresaban algunos punks en los comienzos?
Eso fue cosa de los Pistols. En cambio, Joe Strummer decía "the future is unwritten" ("el futuro no está escrito"). Prefiero su comentario.

Durante el show que en abril pasado dieron en Coachella, Dave Vanian mencionó con sarcasmo que ningún disco del grupo estuvo en los “40 mejores álbumes punk de todos los tiempos” que recopiló la revista Rolling Stone. ¿Cuál es tu respuesta?
Cuando se produjo la explosión punk en el Reino Unido, la Rolling Stone estaba llena de artistas country de camisas holgadas. En los 80 descubrieron a los grupos de hair metal. Desde su pretenciosa perspectiva del arte, ¿cómo se puede esperar que conozcan algo sobre el punk? Igual, a quién le importa esa revista después de todo…

Solo tocaron en este continente en 2012. ¿Tienen planes de volver a Sudamérica?
Eso sería genial; luego de nuestra única visita hace algunos años, me quedé una semana en Buenos Aires. La pasé muy bien tomando trenes y bebiendo mate a través de un tubito de metal. ¿Ves? A veces le podes enseñar a un perro viejo nuevos trucos. Por favor, ¡vuelvan a invitarnos!