17/09/2021

Los Auténticos Decadentes: "Nunca fuimos de actualidad"

Los 35 años de una banda terapéutica.

Juliana Wainsztein
Los Auténticos Decadentes

Aunque Los Auténticos Decadentes tenían en su agenda tomarse un merecido descanso tras finalizar la gira de presentación de Fiesta nacional, el disco producto de su Unplugged para MTV, la pandemia dilató aún más los planes. Por primera vez en muchos años, la banda se encontró con una cantidad de tiempo a disposición que tuvo que aprender a capitalizar. La primera muestra llegó con “Juntos para siempre”, una canción grabada de manera remota que sirvió además de prueba piloto para completar un nuevo álbum de estudio cuya preproducción había quedado parada a fines de 2019. 

Un año y medio después, el primer resultado de esa experiencia está a la vista. Su versión de “Los viejos vinagres” funciona como primer adelanto de ADN, un álbum triple en tres entregas con covers de las canciones que los formaron como músicos. Además, el grupo cortará sus 18 meses fuera de los escenarios este sábado en Obras Sanitarias, con un show por el festejo de sus 35 años de carrera, que se transmitirá en vivo por el canal de YouTube de la banda. “A veces el hecho de ser muchos es más liviano que ser pocos, donde las cosas son más intensas. Siendo muchos, los chispazos después ya se dispersan”, ensaya Jorge Serrano para explicar la longevidad de un proyecto de 12 integrantes. “Y nos acompaña el mérito de haber valorado lo que nos tocó, haberlo cuidado, haberlo sembrado, regado y haberlo visto crecer”, agrega mientras sus compañeros Nito Montecchia y Martín “Moska” Lorenzo asienten en sincronía.  

Cualquiera que suba a un escenario está haciendo un show, pero nosotros somos bastante naturales y hacemos que la gente la pase bien.

¿Tiene algún factor extra que el regreso al vivo sea en el marco de un aniversario?
Moska: Estuvimos todo este tiempo parados, y con Nito hace unos meses dijimos que queríamos tratar de festejar el cumpleaños tocando. Es un ingrediente fundamental: es nuestro aniversario con nosotros tocando, no es que presentamos un vinilo o una canción nueva. Realmente lo que más nos gusta es tocar y ese espacio de celebración que es cada vez que lo hacemos, y va a pasar después de 18 meses. Para nosotros es realmente mágico y muy importante. 

El show va a ser en un formato lo más cercano posible a como eran los shows previos a la pandemia ¿Influyó la distancia con el público en que no hayan tocado antes de otra manera?
Jorge: Estuvo bueno que no tocáramos. Me parece que está bueno que hayamos dicho "No, los Decadentes tocamos en vivo o no tocamos" y no hicimos streamings o cosas así, a pesar de que muchos grupos lo hicieron y fue buenísimo. Fue un tiempo de espera para que salga todo con más fuerza.
Moska: Nosotros veníamos pensando en parar un tiempo. No obligados como nos pasó ahora, porque vos podés planear parar seis meses y no esta cantidad de tiempo, aunque a la banda le hizo bien descansar. Y lo del streaming, no quiero decir que somos de otra época, pero estamos acostumbrados a tocar en vivo y con la gente. La verdad es que muchos productores nos dijeron "Che, la verdad me saco el sombrero porque supieron guardarse". Volver con un aniversario y con un disco triple, cuyo primer volumen sale este año, para nosotros es la mejor forma de hacerlo.
Nito: Además habíamos terminado la gira del Unplugged, entonces no es que nos quedó un disco por presentar o una gira por la mitad. En ese sentido, habíamos concluido una etapa y estábamos recién para comenzar otra, que era la grabación del disco que comenzamos en noviembre de 2019, que lo íbamos a grabar juntos en abril del año pasado. Estuvo buenísimo, pudimos hacer varias bases que quedaron casi terminadas, y luego la Moska se hizo cargo del proyecto con Mariano (Franceschelli, baterista) y lo pudimos terminar de manera remota, eso nos mantuvo unidos y activos. Después, del resto de los formatos no había ninguno que a nosotros nos gustara: ni el autocine ni el streaming ni nada, eso para nosotros no era necesario.

Los Auténticos Decadentes

Históricamente, Los Auténticos Decadentes fue una banda encargada de aportar una cuota de alegría, sobre todo en tiempos complicados. ¿Lo sienten como una especie de responsabilidad?
Jorge: Siempre, y nos hacemos cargo de que somos de esa manera como terapeúticos en la situación que sea. Esta situación es aún más extraña, pero nosotros tomamos siempre con esa responsabilidad el hecho de que estamos ahí para hacerle un mimo a la gente para que, por más que nosotros estemos cansados y vinimos sin dormir o lo que sea, en ese momento tengamos la responsabilidad de cumplir con lo que a nosotros nos gusta que es que la gente la pase bien, esté alegre, contenta, cante, baile, se mueva. Eso lo hacemos nosotros, es nuestra energía, lo que sabemos hacer y lo que nos mantuvo unidos y vivos estos 35 años.

Dentro de la dinámica del aniversario, está también la publicación de ADN. ¿De qué manera decidieron encarar un disco que fuera triple, con un repertorio de otros artistas?
Moska: La idea de los covers es del 2016, después de que terminamos el último disco de estudio. Empezamos a armar ese proyecto hasta que nos llegó el MTV Unplugged y tuvimos que parar. Después de que terminamos esa gira, empezamos a sugerir temas y grabamos nueve canciones con Gustavo Borner en México que después completamos en casa. Cuando empezó la pandemia, comenzamos a grabar todos los temas que habíamos dicho, y muchos de los Decadentes que no sabían grabar en su casa aprendieron a hacerlo, y los que no iban al estudio de los Deca. En una charla con el sello, dijimos que la elección de canciones era como el ADN del que estábamos hechos, y ahí me pareció que daba justo para hacer tres volúmenes. Discos dobles hay muchos, pero triple, de los Decadentes y de covers es algo muy fuerte. Afo Verde dijo una vez que los Decadentes podrían ser 12 carreras solistas porque todos tienen ideas, y gracias a eso supimos trabajar en equipo y en cooperativa. 

¿Siempre estuvo la idea de que fuera un disco de la música que los formó?
Nito: Sí, y lo lindo es que había algunos que empujaban por hacer cierta canción porque les gustaba, y otro se le sumaba. Después vino el tema de los invitados, que hay en casi todos los temas y en muchos casos son los cantantes o autores de los originales. Después de haber terminado nos dimos cuenta del ADN, porque todas las canciones que elegimos inconscientemente son de 1990 para atrás, y eran las canciones que tocábamos cuando nos juntábamos a guitarrear.
Jorge: Se dice que el gusto se fija generalmente en la adolescencia, y ahí clavás. Por eso después la gente de grande escucha la música que escuchaban cuando eran chicos, y hasta cierto punto después no avanzaron. Nosotros nos quedamos en los 90, pero ya éramos antiguos en esa época. Nunca fuimos de actualidad, no éramos modernos.
Moska: Siempre tirábamos para atrás, nos gustaba Camilo Sesto cuando se escuchaba The Cure. Lo que es importante del disco es que hay canciones de acá que fuera del país no son conocidas, y al revés también. Entonces, para mucha gente va a ser un disco nuevo, y se va a dar esta situación de que en México van a gustar canciones que no conocen. El próximo corte de difusión que va a salir, para la Argentina va a ser un tema nuevo, pero para México va a ser un tema recontra conocido, aunque tampoco lo hicieron mucho. 

Los Auténticos Decadentes

Hay un fenómeno particular con Los Auténticos Decadentes que es que lo programan en cualquier grilla de festival y no desentona, sin importar el género del resto de las bandas. ¿Cómo lo explicarían?
Jorge: Creo que debe tener que ver un poco con cómo somos como personas, que los músicos nos quieren y se hacen amigos, no somos muy impostados. Obviamente cualquiera que suba a un escenario está haciendo un show, pero nosotros somos bastante naturales y hacemos que la gente la pase bien. Somos fiesteros, y me parece que en cualquier género gusta eso, y lo hacemos de una manera en que nunca nos rechazan por pedantes ni cosas así porque no lo somos.
Nito: En estos 35 años tuvimos la oportunidad de compartir escenarios con artistas de los más diversos que te puedas imaginar, y no desencajamos en ningún lado. Creo que una sola vez nos pasó, que tocamos con La Torre (se ríen todos), pero en el resto de nuestra carrera hicimos giras con Babasónicos o No Te Va Gustar, y ni te digo festivales.
Moska: Nosotros somos de las pocas bandas de rock popular que hemos tocado en festivales de folklore mucho tiempo, y lo mismo en la música tropical. Tuvimos 5 o 6 años de tocar en bailantas donde se bajaba Ricky Maravilla, subíamos nosotros y después venía Alcides. Cuando conocimos Europa y algunos festivales de Estados Unidos, nos dimos cuenta de que éramos world music (se ríe), podíamos salir antes o después de cualquiera. No es de vanidad, pero muchas veces en México nos ponen últimos y nosotros no queremos, pero nos dicen "es que sino se van todos". Terminamos tocando a las 3 de la mañana, que no nos copa tanto, pero lo aceptamos y lo entendemos, y hay una parte de eso que nos da felicidad.

¿Les queda algo pendiente después de 35 años?
Moska: Me gustaría tocar en Japón, no sé por qué hay una magia ahí y es algo que hablamos. Lo del Unplugged fue algo que sí queríamos pero que como no se daba, dejamos de darle bola. Después no sé mucho más, ya seguir tocando para nosotros es una alegría.
Nito: Si bien tuvimos la oportunidad de compartir escenario y hacer colaboraciones con otros artistas, con algunos siempre nos gustaría poder hacer más, como con Los Tigres del Norte, Raphael, Marco Antonio Solís o David Byrne. Nos gusta mucho tocar con los demás, siempre se genera una onda, algo mágico, cuando entramos a compartir con otro artista. Lo loco es que venimos haciéndolo desde el 93, cuando grabamos Fiesta Monstruo. En ese disco casi todas las canciones son con invitados: están Fidel Nadal, Pipo Pescador, Alberto Castillo, Gamexane, Miguel Zavaleta...
Moska: Ahora se re usa, lo hace todo el mundo. Cuando lo hicimos nosotros no era común, ahora es más normal lo del feat.
Nito: Volviendo a la pregunta, comparto lo de Japón y otros lugares extraños también, donde no entiendan el idioma para ver cómo reacciona la gente, como la primera vez que fuimos a tocar a Suiza.
Moska: Se recoparon. Imaginate que ven salir una murga de 12 chabones haciendo quilombo con bombos y trompetas como en una cancha de fútbol. Fue increíble, ahí sí nos sentimos recontra world music. Tocaba Ska P y también Jimmy Cliff, fue una cosa hermosa. Las giras europeas nos gustan porque los lugares son más chicos y con la gente cerca, hay una sensación diferente. Y no nos olvidemos de que en España te dan una pata de jamón ibérico en el camarín, eso contrarresta cualquier situación. No importa si tenés que cargar, que el lugar sea chico o que tenés que viajar todos amontonados en una camionera: pensá que está el de bellota ahí esperándote.