24/04/2019

Andando Descalzo: “Omar Chabán fue imprescindible para nosotros”

El grupo liderado por Juani Rodríguez tocará por primera vez en el Teatro Ópera.

Cecilia Salas
Andando Descalzo

Media vida pasó para los integrantes de Andando Descalzo desde sus inicios en el barrio de Mataderos, allá por 1995. En aquel momento, la única finalidad era “no aburrirse en la esquina”, según cuenta Juani Rodríguez, cantante del grupo, y eso los llevó a armar una banda y a escribir sus propios temas. Sin planes ni rumbo definido, se iniciaron en un camino que continúan hoy, 24 años después.

En un principio, organizaban tocadas que desembocaban en fiestas. Con los años, aquellos eventos autogestionados mutarían y la vida los llevaría a nuevos escenarios: festivales de reggae, Cemento… La Trastienda… Hoy se preparan para su primer Teatro Ópera, el próximo 26 de abril, donde harán la presentación oficial de su último discoMedia vida. “Es un show muy importante para el grupo y va a ser considerado de la misma forma”, anticipa Maxi Suppa, percusionista de Andando Descalzo.

“A la cumbia nosotros la vivimos y la disfrutamos de la misma manera que cuando escuchamos un buen reggae”

¿Que tenían para decir cuando arrancaron que los llevó a empezar a escribir canciones?
Juani: No sé si teníamos algo para decir; lo que sí sabíamos era que nos sentíamos incómodos con lo que estaba ocurriendo en nuestra adolescencia. Teníamos 16 años, ganas de expresarnos y de hacer música, aunque no sabíamos cómo hacerla ni cómo tocar los instrumentos. Fue más un empuje a hacer cosas sin saber adónde estábamos yendo. Teníamos lo que es la base de Andando Descalzo hoy, que es nuestra amistad, y a partir de ahí empezamos a generar nuestros propios shows, todos en una misma movida.

¿Hoy tienen más claro qué los empuja?
Juani: Hace muchísimos años lo tenemos claro. Después supimos hacia donde apuntábamos, lo que decíamos, y estuvo acompañado con lo que fuimos haciendo, las causas a las que nos sumamos y los escenarios donde nos subimos. Incluso entre nosotros mismos, que es la parte más auténtica, donde están las puertas cerradas y donde lo que uno dice y escribe después lo tiene que defender mano a mano.

Aunque es una clara influencia en su sonido, desde sus inicios están peleados con la etiqueta de que son una “banda de reggae”.
Juani: No nos gustaba y a su vez la utilizábamos. En un momento empezaron a invitarnos a festivales de reggae y bueno, íbamos y tocábamos.
Maxi: Nos gusta mucho, pero todos sabíamos que no somos una banda de reggae.
Juani: En los dos primeros discos había una cosa ahí; Andando tiene buenos reggaes, además. Tampoco nosotros fuimos de decir “adaptemos el show a los festivales”, que quizá no hubiera estado mal. En cada disco de Andando pinta un reggae, entonces puedo ir a tocar a un festival, y hacer diez reggaes o ska. Siempre pensamos que el reggae y la cumbia son primos hermanos, y que el ska y el cuarteto también. Y en base a eso fuimos armando.

Todos géneros que alguna vez fueron bastardeados.
Maxi: Sí, pero entendimos que con el tiempo la gente que bastardea esos ritmos es la que más se enfiesta con ellos. Entonces es un prejuicio que tiene la gente. A la cumbia nosotros la vivimos y la disfrutamos de la misma manera que cuando escuchamos un buen reggae o escuchamos un buen cuarteto.
Juani: Totalmente, es lo que a vos te llega y te moviliza. Puede haber un tipo que canta medio desafinado, pero sin embargo te mueve, te toca una fibra. Si no, te tendría que decir “escuchemos música clásica”, que está totalmente elaborada y que la podés defender desde esos criterios.

Andando Descalzo
(Foto: Gentileza)

Son de la camada de bandas que fueron parte de la última etapa de Cemento. ¿Qué recuerdos tienen de aquello?
Maxi: No diría que fuimos parte sólo de la última etapa, nosotros tocamos bastante en Cemento. Empezamos tocando con Catupecu y después ya solos, hablando con Omar Chabán nosotros. Todos supimos cómo terminó el desenlace de Omar, que algunos lamentamos cómo fue, porque fue una persona imprescindible para nosotros en nuestra vida como músicos. Los que lo conocimos, sabemos que fue una persona sumamente generosa con todas las bandas. Lamentamos mucho su desenlace.
Juani: Hubo errores que se pagaron muy caros. Todos lo sabemos. Errores de muchos lugares, hubo inconsciencia, descuido y también una irresponsabilidad del Estado, de no cuidar al rock. Nosotros tocábamos en Cemento y quizás había escombros en la entrada, y a ninguno de nosotros se nos ocurría decir “Che, si pasa algo acá…”. No conocíamos qué era la seguridad. Tocábamos en las fechas de Fin de Siglo en un lugar en Defensa 740. La gente saltaba arriba y caía el techo. Y nadie planteaba “qué va a pasar acá”.

¿El post Cromañón fue complicado para ustedes?
Juani: Fue durísimo, para Andando Descalzo y para muchos músicos. Nosotros veníamos en un gran momento, tocando un montón, y nos golpeó mucho. Pero creo que tardó en que la cultura cambie, en seguir cuidando al público. Seguían pasando cosas similares. Hoy me parece que tenemos otra conciencia de qué cosas no pueden ocurrir. Lamentablemente, es a través de una tragedia que se toman las medidas posteriores. Y es parte del caretaje político también.

Media vida fue producido por Juan Bruno y Pepe Céspedes, de Bersuit Vergarabat. ¿Cómo fue el proceso?
Juani: Increíble. Fluyó muy bien. A Juan lo conocíamos desde hace muchos años, de cuando él tocaba en La Zurda, así que teníamos muy buena relación. Lo que rescatamos de la producción fue cómo fluyó, el ida y vuelta, los cambios que se proponían a nosotros nos gustaban. Las devoluciones que hacíamos eran bien recibidas, hubo muy buena convivencia. Terminó el año y Pepe nos dijo: “Che, fue lo mejor que escuché en el año”. Y es una persona que no es de tirar ese tipo de flores si no las considera. A nosotros nos fue muy gratificante escucharlo porque la Bersuit fue una de nuestras influencias.

Hoy muchos artistas están optando más por los formatos EP o single. ¿Andando Descalzo defiende el formato disco?
Juani: Con respecto al último disco, sí. Lo pensamos de esa manera. Andando necesitaba hacer una obra. No sé cómo será el próximo disco.
Maxi: En realidad, no creíamos que el tema de lanzar un single o un EP fuera algo que nos sedujera. Cuando por parte de la productora había pintado esa idea de hacer un tema, nosotros siempre defendimos este formato de disco. Nos gusta ver una obra nuestra terminada de esa manera. Que sea un disco, que tenga 11 canciones, que tenga la vuelta de rosca digital de poner un código QR para que la gente se meta y pueda ver en pantalla la información que pueda llegar a tener como el librito de los discos.