09/05/2019

Ximena Sariñana, del baile a la introspección

La cantante mexicana repasará su carrera en Niceto Club.

Ximena Sariñana

Aunque creció en un ambiente rodeado de cámaras debido a su participación en telenovelas, series y películas, Ximena Sariñana ya lleva más de una década volcada casi exclusivamente a la música. Este año, la cantante mexicana publicó ¿Dónde bailarán las niñas?, disco que ella define como “bailable y urbano”, y que la trae de regreso a Buenos Aires: hoy cantará en Niceto Club. “Es un show muy ecléctico, te lleva por distintas facetas de mi carrera y por momentos tanto de baile como introspectivos”, adelanta.

El nombre del disco de Ximena Sariñana remite a dos clásicos de la música mexicana: ¿Dónde jugarán los niños?, de Maná, y ¿Dónde jugarán las niñas?, de Molotov. “Cuando estaba juntando las canciones del disco siempre le ponía este título porque lo considero mi disco más bailable y femenino”, recuerda la cantante. Después, la ironía dejó paso a un mensaje un poco más profundo: “Cobró un sentido diferente y dio lugar a una pregunta interesante que hacerse hoy en día, sobre todo con la posición y situación de las mujeres en la sociedad”.

Sariñana destaca repetidamente el lugar de las mujeres en la sociedad actual, algo que también es evidente en ¿Dónde bailarán las niñas? Para ella, el movimiento feminista está proponiendo un cambio de conciencia muy importante: “Espero que sea una transformación positiva que vaya más allá de una moda o un hashtag”, dice. El disco salió en este marco de liberación femenina, en el que la mexicana se siente más “segura y empoderada” que nunca. “Creo que este es un mensaje positivo que darle a todas las mujeres y niñas”, expresa.

En el disco, Sariñana sólo invitó a artistas mujeres que están “rompiendo barreras” en sus países y espacios (que van del rock al trap): la chilena Francisca Valenzuela, la brasileña IZA y la mexicana Girl Ultra. “Para mí era muy importante que todas las invitadas fueran mujeres y estoy muy contenta que hayan sido mis compañeras en este disco”, dice la cantante. Otro hecho que influyó considerablemente en la composición del disco fue que Sariñana fue madre de una niña: “El álbum cobró un sentido importante, de mandar estos mensajes positivos a las mujeres y las niñas para que puedan identificarse y no sentirse mal por quiénes son”.

Cuando mira en retrospectiva su carrera, Ximena Sariñana ve que en sus comienzos en la música era mucho más críptica. “Me siento muy segura”, contrapone con el presente. “El nuevo disco cuenta con canciones sólidas y creo que he mejorado mucho mi manera de escribir”. Con la intención de ser clara y concisa, la artista mexicana logra transmitir este mensaje positivo a través de cada canción que compone el disco: “Me siento más libre. Antes sentía más presiones personales y de la gente. En general, creo que a las mujeres siempre nos juzgan un poco más y son más escépticos con respecto a lo que hacemos”.