26/11/2021

T&K, un emblema del hip hop local que llega a Obras

Escribiendo clásicos.

Gentileza
T&K-Prensa-2000

El anuncio del show que T&K dará este sábado 27 de noviembre en el Estadio Obras Sanitarias fue celebrado por el rap argentino como un logro de la escena. Sucede que Matías Salvatierra, el hombre detrás del pseudónimo, es uno de los señalados como imprescindibles para entender la actualidad del hip hop local y es el responsable de una serie de discos emblemáticos. El artista presentará "Bs. As. Stories", un show que hará las veces de repaso por su recorrido artístico a lo largo de estos años hasta llegar a Frío espero, su último disco. “Es como una victoria en conjunto”, dice T&K. “A mí me toca expresarlo, escribirlo y rapearlo, pero siento que la victoria es de todos”.

“Ya han pasado artistas como Acru por Obras y han matado. Han marcado el camino, han abierto las puertas y demostraron que el rap podía hacerse cargo de un lugar así”, dice. “Llegar desde ésta otra rama del rap, enfocado en las barras, rimas y bases, me parece muy bueno y que la gente lo apoye me alegra mucho”. Y, justamente, ese estilo de rap el que él representa como arquetipo desde su aparición: bombo y caja de lo más clásico, por momentos hostil y visceral y con barras pensadas al detalle, escritas como un trabajo de orfebrería. Esa apuesta que lleva adelante desde el 2013 forjó su identidad y lo diferenció de un contexto vacío de contenido para llegar a Frío espero, el disco que sacó meses atrás. 

En 2013 hizo las veces de beatmaker y productor bajo el nombre Uzetaele y junto a Fianru sacaron Blanco & Negro. Para 2014 llegó Writing Classics, su recordado debut. “En este tiempo pude desarrollar muchas ideas en cuanto a lo sonoro, a lo lírico. Las experiencias de vida que uno va teniendo cambian y eso se ve en la música”, repasa.  “Creo que mi recorrido va muy ligado a mis vivencias en Florencio Varela, mis primeros pasos en el rap. Ahora estoy en otra etapa de conexión con la vida misma y con otros colegas de la música. Habito otros territorios. En cierta forma me expandí un poco y el desarrollo me llevó a donde estoy ahora y a abarcar algo como Frío Espero”.

Esa nueva etapa, esas nuevas búsquedas, lo mantuvieron dentro de sus propios márgenes pero lo animaron a experimentar. El álbum se pasea dentro del universo T&K varios géneros y subgeneros conviviendo entre beats sin batería, traps deformes y el boombap característico. Sin embargo, T&K dice que lo innovador es la forma de escribir. “Quería meter dentro de esos colores instrumentales cosas que antes no estaba pudiendo decir. Siento que pude abarcar muchos temas que yo siempre quise tocar y de una forma que quizás la estética no moleste al oyente promedio de la música rap. Se tocan temas muy mitológicos, temas muy profundos, temas personales”. De esa forma, a lo largo de las cinco canciones del álbum, T&K expone simbologías y deja pistas de cosas que dicen algo pero también quieren decir otras. “Siento que hay muchos puntos para diagramar en un mapeo mental mío. La persona que quiera conocerme, ahí tiene para rato. Esa puede ser una conexión de verdad con la gente”. 

De todas formas, ningún crecimiento artístico y personal podría construirse en solitario. T&K, desde su aparición, se ha rodeado de aquellos militantes de la cultura hip hop local con sus historias y recorridos en la movida y desde allí nutrió y potenció su mundo. “Quizás al notar que yo también vibraba al igual que ellos musicalmente me aceptaron como un igual”, explica. Su trabajo con Núcleo AKA Tintasucia, con Fianru, con Dano y los vínculos con Urbanse y tantos otros muestran una conexión constante con colegas de recorrido. “La mayoría de las personas que yo admiro en la cultura del rap fueron personas que me mostraron en cierta forma cómo hacer el trabajo que yo quería hacer. De alguna forma directa y a veces indirecta. Núcleo me ha ayudado mucho para entender cómo se procesan los diferentes tiempos de un disco. Fianru me ha dado la posibilidad de debutar como beatmaker, por ejemplo”. 

Para T&K mostrar su último trabajo y su recorrido en el escenario más imponente al que ha subido hasta ahora es una especie de victoria, para él y para la escena. El respeto que tiene por sus pares y el que sus pares tiene por él es el reflejo de lo que sucedió desde su aparición desde Florencio Varela hasta ahora. Obras Sanitarias al aire libre llega para coronar ese viaje, repasar sus canciones y demostrar que, quizás, la apuesta no estaba errada.