10/03/2020

The Hellacopters revive el poder del riff y lo trae a Buenos Aires

No detenga su motor.

Gentileza
The Hellacopters

Casi por casualidad, como un chiste que se volvió mas serio de lo esperado es que The Hellacopters cobró vida y terminó como la banda de rock escandinavo mas importante e influyente de los últimos 25 años. Nicke Andersson era el baterista de los ascendentes Entombed, el grupo sueco que a través de Wolverine Blues, le dio nuevo aire al death metal. Dregen era parte fundamental de Backyard Babies, un ascendente combo rock punk con disco debut editado y ya conocía a Nicke de sus días previos como roadie de Entombed.

A fines de 1994 ambos comenzaron a zapar juntos en tiempos muertos y de esa improvisación nació The Hellacopters. Primer single editado en 1995, álbum debut en 1996 y a partir de ahí un éxito inesperado. Para tiempos en que se transitaba el duelo del grunge y no había opciones para dar vuelta la página, la descontracturada propuesta a base de rock garagero, con riffs furiosos e irresistibles fue suficiente para que desde Suecia la banda despertara una ola de rock escandinavo que disparó nombres para los cuatro costados: The Hives, Turbonegro, Gluecifer, The Flaming Sideburns, Hardcore Superstar y Mando Diao, por citar a los más reconocidos.

Luego del segundo álbum, Payin´ The Dues, Dregen se despidió para volver con Backyard Babies, pero The Hellacopters siguió con Andersson un exitoso camino con cinco discos mas hasta que en 2008 se despidieron de su público. A Nicke nunca le faltó trabajo, ya fuera como productor, músico invitado o en la creación de nuevos grupos (Imperial State Electric, Lucifer), y Dregen pasó la mayor parte de su carrerajunto a Backyard Babies. Hasta que en 2016 ambos volvieron a revivir el grupo que desde entonces ha vuelto a girar por Europa y el próximo viernes 13 hará su debut porteño en Teatro Flores. Dregen es el único Hellacopter que ya visitó Buenos Aires en dos oportunidades. La primera en 2012 como parte del grupo de Michael Monroe y en 2018 junto a Backyard Babies. “Hasta ahora no les advertí nada a mis compañeros de banda. Solo que vamos a rockear frente a uno de los mejores públicos del mundo", adelanta.

Es obvio que el rock and roll no es lo más trendy del momento en 2020. Pero va a volver, estoy seguro.

¿Cuál ha sido hasta ahora el momento más emocionante del regreso?
Las primeras canciones en el primer show que hicimos juntos en el festival Sweden Rock. Por supuesto que fue un momento especial y con muchos nervios. Además, abrir para los Rolling Stones delante de 45.000 personas en 2017 fue fantástico. Pero como desde que nos reunimos solo hacemos una cantidad limitada de shows por año, todos pasan a ser especiales de una forma u otra.

¿Cómo fue la chispa inicial que derivó en la reunión? ¿Un llamado de Nicke, una decisión conjunta?
Hemos recibido ofertas del Sweden Rock, el clásico festival escandinavo, prácticamente todos los años desde 2008 y rechazamos cada una de ellas. En 2016, el sello Universal nos contactó porque queria editar un relanzamiento de nuestro disco debut Supershitty to the Max!, ya que se cumplían 20 años de su publicación. Al mismo tiempo, la gente del Sweden Rock volvió a hacernos una oferta para que toquemos en el festival. Esa vez, hacerlo nos pareció interesante y divertido. La idea era tocar ese disco mas algunas otras canciones de nuestros comienzos. Después de eso fue solo tener el motor en marcha.

¿Que tiene The Hellacopters que la diferencia de otras bandas del estilo?
Buenas canciones, riffs y groove. Afortunadamente, al público le gusta ver a la banda en vivo y una de las cosas que más nos gustan hacer shows.

Con ya unos años desde la reunión, ¿hay idea de editar nuevas canciones?
Sí, hay un disco por salir en el futuro próximo. Ya comenzamos a grabarlo, pero no tenemos la fecha precisa de cuando saldrá. La idea es que sea entre 2020 y 2021. ¡Estén atentos, muy pronto habrá más noticias al respecto!

¿Cuando te diste cuenta que con la escena sueca de garage rock desarrollaron una nueva ola de música casi global?
Creo que todavía no me di cuenta (risas), pero de todas maneras es una linda sensación cuando ves y escuchás bandas mas jóvenes que te tomaron como influencia. Es un honor, realmente.

¿Crees que el rock está sufriendo la falta de nuevos talentos que puedan reemplazar viejos iconos?
No, no creo eso. Sí me parece que es un tema del “justo ahora”, porque es obvio que el rock and roll no es lo más trendy del momento en 2020. Pero va a volver, estoy seguro.

¿Te gusta esta era del streaming, lanzamientos digitales y pocas disquerías?
Sí y no. Me gustaría ver un poco más disquerías en las ciudades, pero por el otro lado amo tener 10.000 temazos en mi teléfono, así no tengo que andar cargando en plena gira mi bandeja y unos 40 kilos de vinilos como hacía en el pasado (risas).

¿Backyard Babies quedó en pausa hasta que termines tus obligaciones con The Hellacopters?
Bueno, un poco así, pero este año haremos algunas presentaciones en festivales de verano por Europa. De todas maneras, hoy mi foco y principal atención está en que el nuevo disco de The Hellacopters quede terminado.