29/05/2019

Francisca Valenzuela fusiona el activismo con la cultura pop

La cantautora chilena no se muerde la lengua.

Rosario Oddó / Gentileza
Francisca Valenzuela

A la par de su desarrollo como artista, la cantante y compositora chilena Francisca Valenzuela es la creadora de la plataforma Ruidosa, una comunidad que tiene como finalidad el “empoderamiento de las mujeres en las industrias creativas”, impulsando proyectos como festivales, música en vivo, conciertos, debates, contenido e investigación.

Hace unas semanas, desembarcó por primera vez en la Argentina como parte de la última edición del Festival Nuestro. Pero, antes de subir al escenario en Tecnópolis, formó parte de un panel de debate junto a Giovanna Roa, diseñadora y comunicadora de Ruidosa, su compañera de un proyecto que ella define como “una plataforma, un festival y una comunidad creada por y para mujeres”.  Para ella, lo importante del proyecto es “crear una iniciativa que una activismo con cultura popular, generando un vínculo de transformación social para poder celebrar y visibilizar la diversidad de voces femeninas y latinoamericanas”.

Valenzuela reconoció que la sorprendieron los resultados que alcanzó con Ruidosa, más allá de objetivos puntuales planteados de antemano. “En 2016 hicimos un festival en Santiago, y la intención era crear una experiencia transformadora, emocionante y potente que fusionara activismo con cultura pop. Fue increíble, porque generó otros espacios, no sólo en Chile, sino también en toda la región”, dice. El paso siguiente fue conseguir números concretos sobre la participación y representación de mujeres en la música latinoamericana, datos que debieron recabar por su cuenta al no existir relevo alguno. En la Argentina, el estudio se usó de base para la creación de un proyecto de ley presentado en la Cámara de Diputados en el que se exige un 30 por ciento de participación femenina en festivales. “Gracias a que nuestra investigación llegó al Congreso, nos sentimos motivadas y activadas, porque están tomando decisiones y medidas concretas”, afirma.

Francisca Valenzuela

Envalentonada por el logro, la cantautora remarca que “los cambios no pasan solos, pasan porque nosotros los hacemos y somos conscientes de todo aquello que queremos cambiar”, mientras menciona a la invisibilización y marginalización de la mujer y otras minorías como temas sobre los que hacer algo al respecto. “Si esas medidas son leyes, como en este caso, es algo más que positivo para poder alcanzar la equidad en todas las sociedades de la región”, agrega.

La artista afirma notar cambios en la industria en lo referido a los temas de género. “Es un proceso que no está cerrado, pero es importante el hecho que haya más mujeres en la escena, y más diversidad, porque no hay un solo tipo de mujer en un único género musical”, dice. Esta amplitud de estilos es la que, según afirma, juega a favor de la pluralidad de voces. “Significa que hay una transformación y una apertura a un cambio de paradigma. Ya no es todo el rock and roll de antes, porque cambiaron los conceptos de rock, de qué es ser rockera y de lo que es un músico ‘de verdad’”, sostiene.

A la par de su activismo con Ruidosa, Francisca Valenzuela se encargó de mantener activa su carrera artística. Hace unos meses estrenó “Ya no se trata de mí”, un nuevo single de un inminente cuarto disco al que define como “emocionante y fuerte”. A cargo también de la dirección de todos sus videos de difusión, Francisca asegura que el álbum tendrá “canciones con diferentes tipos de momentos”, y redondea la idea: “va a contar una historia, pero al mismo tiempo cada tema va a ser un mundo con su determinado momento. Creo que en este disco crecí mucho como compositora y como intérprete”.