18/05/2020

Bravos Muchachitos: la primera banda en volver a tocar con público cuenta su experiencia

Le salió redondito.

Zeppelincuatro Ruiz / Facebook
Bravos Muchachitos

Su nombre, Bravos Muchachitos, es la mejor carta de presentación para entender el estilo de la banda de covers nacida en 2011 en San Salvador de Jujuy y que, el sábado pasado, se convirtió en la primera en subirse a un escenario para tocar frente a un público en vivo desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

"Jujuy tiene bastante gente que es muy de los Redondos. Para que te des una idea, hasta antes de la cuarentena había tres bandas que hacíamos temas de Los Redondos", le cuenta a Silencio Neif Shamir Daadin, saxofonista y uno de los tres integrantes de Bravos Muchachitos -junto al vocalista Saúl Salas y el guitarrista Franco Barrios- que subieron al escenario del bar New Zeppelin, en el barrio Gorriti de la capital jujeña.

"No fueron ni el bajista ni el baterista ni el segundo guitarrista ni la chica que hace los coros; todos podíamos ir, pero terminamos decidiendo que solamente vayamos el guitarrista principal, el cantante y yo, porque éramos como los más esenciales" para replicar el sonido de la banda, explica. "Fue bastante 'vacío' a comparación de lo que es siempre; los temas de los Redondos son bastante arriba para hacerlos con una guitarra acústica, un saxo y una voz, pero a la gente le copó, fue algo diferente, algo nuevo".

CON PROTOCOLO

Publicado por Zeppelincuatro Ruiz en Lunes, 18 de mayo de 2020

Para el show, que constó de "diez temas: ocho temas de los Redondos, uno de Callejeros, y 'Amor de contramano', de Los Gardelitos", los músicos debieron adecuarse a un protocolo de salubridad inimaginable hace algunos meses. "Los tres estábamos a un metro y medio de distancia, nos hicieron desinfectar los instrumentos cuando llegamos, estuvimos con el barbijo todo el tiempo puesto hasta que tocamos, y nos pidieron que nos cambiemos la ropa para subir al escenario".

"Las bandas de Jujuy, y las de covers en especial, todo el tiempo van cambiando de músicos: tocás tres meses con uno y después se va, y vuelve otro de hace tres años y cosas así", detalla Daddin sobre una escena que también tiene a Viejas Locas, La 25, Callejeros y Gardelitos como referentes artísticos. La elección de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota como norte para Bravos Muchachitos, más allá del interés regional por la música del Indio Solari, se explica desde su líder: "Saúl es muy fanático del Indio. El vago tiene tatuajes [suyos] en todo el cuerpo y realmente tiene la voz muy parecida", explica el saxofonista. A siete años de su nacimiento, el grupo cuenta, ahora, con un hito que quedará en la historia musical argentina.