11/11/2017

Illya Kuryaki en el Personal Fest 2017: hasta luego

Abarajame la despedida, nena.

Cecilia Salas
Illya Kuryaki

“Guarden esta canción por un rato”, dice Emmanuel Horvilleur justo antes de empezar a narrar la historia de Culero Connor, mientras Dante Spinetta aguarda para tirar su clásica parrafada sobre Groova Chaco. Es el final del show de Illya Kuryaki & The Valderramas en el Personal Fest, con “Abarajame” como casi siempre, pero no es una ocasión más: como se encargaron de anticiparlo durante la mitad de su set, se trata de la última vez que se verá por largo tiempo a la dupla que popularizó el hip hop (y el funk y el R&B) en la Argentina. Ambos cantantes ya tienen listos sus próximos trabajos como solistas (de hecho, ya salió Puñal, de El Dante), que presentarán en vivo en la próxima edición de Lollapalooza. Pero no hay ni mala onda ni emotividad excesiva en la despedida: no se trata de un adiós sino de un hasta luego.

La contundencia y el groove que IKV logró en su regreso como banda volvió a materializarse sobre el enorme escenario del Personal Fest, desde el comienzo con “Jennifer del Estero”, y cada inconveniente se solucionó con buen humor. Cuando Dante entró a destiempo en “Ula ula”, fue la encarnación del ¯\_(ツ)_/¯, y cuando los teclados de Rafael Arcaute se negaron a funcionar, la dupla improvisó un “segmento Midachi”: “Che, hay olor a rabas, ¿hay rabas acá?”, preguntó Emmanuel, a lo que su compañero respondió: “Capaz alguien no se bañó”. Ese era el espíritu arriba del escenario y se trasladó al público, que disfrutó de clásicos como “Jaguar House” (a puro R&B libidinoso), “Chaco”, y el notable medley funk entre “Jugo”, “Latin Geisha” y “Guerrilla Sexua”.

“Es una fiesta con IKV”, cantaron Dante y Emmanuel en el final del tandem “Funk futurista / Yacaré”, sintetizando el sentimiento de una despedida en la que no sonó ningún tema de La humanidad o nosotros, el último disco del grupo. “Los queremos mucho, nos vemos por ahí… en la calle o en los valles”, dijo después Horvilleur, justo antes de que “Abarajame” marcara el cierre de una nueva etapa en la carrera conjunta. Y no, no pasó a buscarlos ningún remisero, pero seguramente habrá más expediciones al Klama Hama en el futuro.