23/10/2020

Duki anunció su vuelta a las batallas en el Movistar FriStyle

Toy que rapeo.

Como si le pagaran por hacerlo, hay un pibe que, en YouTube, va llevando el conteo de los temas que saca Duki. Según él -por supuesto, confiamos-, son 151 desde que estrenó "No vendo trap" hasta el día de la fecha. 121 de ellos salieron entre 2018 y 2020. Entre esos años, Duki participó de la módica suma de 0 (cero) batallas de freestyle, la disciplina que le dio prestigio y el empujón para convertirse en lo que es hoy. Casi previo aviso, el 22 de octubre, pasó de la nada al todo: participó de la cuarta edición del Movistar FriStyle ante más de 500 mil personas y confirmó que quiere volver al ruedo.

Y es que el atractivo principal de esta nueva entrega de Movistar FriStyle era ese: la vuelta a las batallas del mayor exponente del género urbano argentino. Misionero, el host, llegó a compararlo con Charly García. “Primero que nada voy a decir: un besito y un abrazo grande para Charly, padre de la música argentina”, le habló Duki.

Sería fácil pensar que su regreso al freestyle se dio porque lo necesita, porque ahora las batallas cotizan el doble que la música a nivel viralización y necesita embeber desde ese lado. Nada más lejos que eso. Duki se conectó con Dtoke y Misionero desde Miami, donde está grabando su próximo disco y a menos de un mes de asistir a la entrega de los Grammy Latinos como artista nominado.

A pesar de eso, Duki todavía sigue con la cabeza en el under: los amigos y la música por sobre los estudios lujosos, los cachés y la prensa. No hay tantas diferencias en ese sentido entre el Duki de 2016 y el Duki de fines de 2020. Quizás, justamente por eso, no le haya puesto peros a la idea de volver a competir en batallas de freestyle.

Fiel a su estilo, cuando tuvo que hacer un minuto con palabras cada cinco segundos, no se molestó en darles un desarrollo excesivo como lo hacen varios MCs a día de hoy, sino que se dedicó a fluir sobre el beat de Zone como lo hizo en aquella batalla contra Crow en la Ego Fest. De vuelta: no hay diferencias entre el Duki del 2016 y el del 2020. A pesar de ello, el éxito que fue consiguiendo a lo largo de estos años le dieron lo necesario para escupir “Yo soy el Gordo Spinetta, no soy el Flaco” sin quedar como agrandado.

En paralelo a Duki, Wos fue otro de los prospectos salidos de El Quinto Escalón que supo hacer su camino en la música y ganarse el respeto de grandes como el Indio Solari o el mismísimo Charly García. Cuando pusieron una foto de un evento en Uruguay de ellos dos, Duki no reparó en tirarle flores a Wos: “Valentín, un hermoso de la vida, wacho. Las primeras veces que apareció era una cosita así de 15-16 años y era increíble. Se metía a rapear y se llevaba el mundo puesto”. Duki tiene un tema con Vicentico (¡!), ¿por qué no soñar con ft. con Wosito?

Llegamos al cielo. Imaginatelo”, suelta Dano en el tema "American Hustle". Pudo haber sido cualquier otro, pero ese estribillo fue el que hizo que Duki, con un flequillo robusto y la cara sin tatuajes, empezara a desear estar en los pies de Dano: rapeando para un público que se sabe sus letras y que las canta junto a él. Todo gracias a Ysy A que, a sus tempranísimos 15 años, contrató al rapero radicado en España para que toque en Buenos Aires. “Ese día dije: ‘cabrón, yo quiero hacer esto. Quiero vibrar así con la gente, quiero conectar así’”, comentó Duki, en lo que fue una gala más a modo de charla que de competencia. De 2013 hasta acá, ¿Duki dejó de admirar a Dano? De ninguna manera. “Duko todo el tiempo me demuestra amor”, le confesó Dano a este medio en julio. Otra vez: entre el Duki de antes y el de ahora no hay diferencias.

Así como nadie lo entrevistaba previo al boom, tampoco le importa los que lo entrevistan ahora que está tres metros sobre el cielo. En agosto de 2018, Duki fue tapa de la Rolling Stone local número 245. Cuando se publicó, Duki iba por su canción número 43. Ni un tercio de las que tiene ahora. Al recordar el hito, admitió que, para él, “es un trofeo más” y que nunca compró la revista. Para toda la cultura Hip-Hop, rapera y freestyler, fue la compra obligada del mes. Su protagonista ni la tiene. El Duki de antes y el Duki de ahora: no hay diferencias.

Tras los veinte minutos de charla y recuerdos, Duki volvió a surfear una pista de Zone y, sobre ella, volvió a meterle el dedo en la llaga al statu quo y a quiénes se mueven de acuerdo él: “¡Ay! Hablan de lo’ Grammy, lo usaría de cenicero pa’ fumar”.

En la tanda de saludos final de la que fue la cuarta edición del Movistar FriStyle, Duki envió unos shout outs para Pity Álvarez y La Conección Real (Tortu, Urbanse, Frane) y confirmó lo que se esperaba tras la pregunta que cualquier fan de las batallas quería hacerle: “Me subo a cara de rope. Rapeo acá, allá, en donde quieran, con quien quieran. Ahora que tengo 24 años, que estoy en mi mejor momento y me encanta cómo rapeo, le rapeo a cualquiera en cualquier beat. Como venga”.