28/01/2019

Ciro y los Persas en el Movistar Fri Music Mar del Plata: antes y después

Reunión familiar frente al mar.

Movistar / Gentileza
Ciro

En una noche con varios invitados, Ciro y los Persas se presentó frente a 135 mil personas en el Paseo Hermitage de Mar del Plata, en una nueva edición del Movistar Fri Music en la que repasó todos los discos su carrera solista y varios hits de Los Piojos.

La jornada comenzó a las seis de la tarde, con un show acústico de Manu Martínez, hija de Ciro, La Que Faltaba (la banda de Micky Rodríguez, ex bajista piojoso) y los necochenses El Plan de la Mariposa.

El vocalista subió al escenario luego de que los primeros acordes de una guitarra distorsionada anticiparan ‘Banda de Garage’, de su disco Espejos (2010), el primero en su etapa en solitario. Casi en continuado, siguió el clásico de Los Piojos “Taxi Boy”, donde Ciro esbozó su armónica por primera vez para entonar la melodía principal del tema.

A lo largo de la noche, ganó protagonismo una buena parte de las canciones de su último disco Naranja Persa 2, de 2018. Primero fue el turno de “Prometeo”, y luego llegó “Por cel”, cantada a dúo con Julieta Rada, presentada por Ciro como “la mejor voz en español”. “Dale Darling”, “Plan” y “Dice” completaron el recorrido del último trabajo de estudio del músico de El Palomar.

El #TenYearChallenge aplicado a la carrera de Ciro es notable: en mayo de 2009 Los Piojos hicieron su show despedida frente a un estadio de River Plate repleto y, a los pocos meses, el vocalista dio comienza a su faceta solista con Ciro y Los Persas. Es así como en un abrir y cerrar de ojos su “nueva banda” es una con diez años de carrera y una cosecha de cuatro discos de estudio y algunas canciones perfiladas como clásicos.

Varias de ellas tuvieron su lugar protagónico en Mar del Plata, como “Antes y después”, “Vas a bailar” y ‘Me gusta”. Al momento de “Mírenla”, otro de sus hits en solitario, la canción tuvo el aporte en guitarras de Juanchi Baleirón, de Pericos, y también productor de su último disco.

Promediando el show, Alejandro Martínez, hijo de Ciro, subió al escenario para cantar ‘Pistolas’. La canción llevó su rumbo habitual hasta la parte final, en la que una base trapera dio paso a que el menor del clan piojoso empezase a cantar “She Don’t Give a Fo” del trapero Duki, un gesto que le valió la ovación por parte del público.

El talento como frontman por parte de Ciro es una de las tantas variantes que explica que su convocatoria siga en ascenso después de tantos años. Sin caer en la complacencia, el cantante de El Palomar sabe darle al público lo que quiere: más allá de las constantes interacciones con la audiencia, la presencia de clásicos piojosos como “Ruleta”, “Canción de cuna” y “Como Ali” dieron forma a un repaso de su pasado al frente de Los Piojos que tuvo su punto cúlmine en “Fijate” y “Tan solo”, interpretadas junto a Micky Rodríguez.

A la hora del cierre, un medley de “El farolito”, “El balneario de los doctores crotos” y “Muévelo” convivió con “Astros” y “Cruel”, una señal de que, en la carrera de Ciro, pasado y presente pueden convivir sin tener que pedirse explicaciones ni permisos.