24/06/2017

Caballeros de la Quema en el Estadio Único: nada oxidados

Iván Noble y compañía regresaron ante 25 mil personas.

Cultura de la Provincia de Buenos Aires / Gentileza
Caballeros de la Quema

El contexto parecía insuperable. En el marco del Festival Provincia Emergente, el Estadio Único de La Plata reúne por estos días en un mismo lugar a artistas de todos los ámbitos, músicos y también políticos. Y aunque haya atracciones de todo tipo en esta muestra de la expresión cultural de los más jóvenes, el viernes a la noche casi todos los ojos estuvieron puestos en un solo acontecimiento: el regreso de los Caballeros de la Quema.

“¡Buenas noches! ¿Están contentos? ¡Están iguales! Vamos a tratar de no hablar mucho porque nos ponemos maricones. Esto que está pasando acá es tremendo”, agitó Iván Noble con una felicidad indisimulable. Para marcar el comienzo, los Caballeros ya se habían despachado con “Pejerrey”, “Patri” y “Saliendo a ver”. Debajo del escenario, las 25 mil personas que se acercaron al estadio respondían con el clásico “Vamo’, vamo’, vamo caballe’”, que se hacía eco en todo el Único.

El sonido, eso sí, no estaba en condiciones de llegar a 25 mil personas. Hubo mucha gente que prefirió sentarse en las plateas y allí no se escuchaba otra cosa que la voz de Noble. Para quienes estaban más cerca, en cambio, la banda sonó poderosa y como si se hubiera detenido en el tiempo justo antes de su separación en 2002. Incluso el vocalista sorprendió por su performance, que poco tuvo que ver con su carrera solista actual.

Si bien algunas de las canciones de los Caballeros son himnos populares, se notó un acompañamiento por parte del público que, además de superar las expectativas de los artistas, sorprendió entre los mismos seguidores. Llegaron micros de distintas partes de la provincia de Buenos Aires con una caravana interminable. Y todos se volvieron felices, tras 21 temas y casi dos horas de show.

La lista continuó con canciones como “Sangrándonos”, “Rómulo" y “4 de copas”, recibidas con una inaudita intensidad ante cada acorde desempolvado: rock and roll, reggae y hasta pasajes tangueros llegaron directo desde la memoria colectiva de los 90, en el reencuentro de Noble, los guitarristas Pablo Guerra  y Martín Méndez, el bajista Patricio Castillo y el baterista Nene Cavo. “Cuando éramos jóvenes y no existía el CD, hicimos un cassette y lo llevamos a unas disquerías. Una vuelta nos dijeron ‘vendieron como 250’ y era un casete con este nombre…”, comentó el cantante antes de presentar “Primavera negra”.

El resto de la noche mantuvo su nivel, pero faltaban para el final canciones como "Celofán" y "Avanti morocha",  que llevaron al conjunto del Oeste a su corto pero intenso momento de fama. Y después, la vigorosa versión de “Oxidado” marcó un cierre emotivo, con los hijos de los músicos arriba del escenario. Si bien los integrantes del grupo anunciaron que sólo se juntaban a tocar por esta ocasión especial, la energía vivida en La Plata superó las expectativas de todos los presentes. ¿Generará eso que los Caballeros se replanteen un regreso más prolongado en el tiempo? Las canciones y el público están, sólo faltan ellos.