20/03/2022

Acru, Tiago PZK y Saramalacara en Lollapalooza 2022: variaciones de lo urbano

La plaza siempre estuvo cerca.

Acru

El atardecer de Lollapalooza 2022 tuvo a Acru y Tiago PZK en tándem para representar el momento que atraviesa la música urbana argentina. Mientras comparten sus orígenes en las plazas, las búsquedas de cada uno los han llevado hacía horizontes disímiles: mientras el primero experimenta dentro del rap más tradicional, el otro prueba fórmulas virales y efectivas entre reggaetón para TikTok y R&B dulzón. En un momento distinto de su carrera, Saramalacara pisa a tientas el escenario con su shadow pop y busca un lugar en la escena.

"Fin de la lección", dijo una voz en off al momento en que terminó el último tema del set de Acru. Su presentación sobre el escenario Perry's del Lollapalooza fue la principal demostración del poderío que está construyendo el rap en la Argentina. Y si Agustín Cruz piensa que hay un nuevo rap en el país es justamente ese está creciendo al calor de la instrumentación de su banda. Al igual que Ronpe 99' más temprano sobre el mismo escenario, artistas como Acru dejaron de tocar con un DJ y presentarse solo con pistas mano a mano para llevar sus canciones hacía los márgenes del rap rock casi Rage Against The Machine.

"Cuando se presentó la posibilidad de tocar acá lo pensé como un desafío interesante, hay músicos increíbles", dijo Acru. "Sentí que le estaban dando la oportunidad a un pibe con su sonido, su impronta, cuando la industria te exige ciertas cosas. Quiero que estén acá cuando sea el próximo show del rap argentino porque eso hace que suceda. Bendiciones para el rap argentino". Y esa forma de sentir sus avances como representantes de otros que vienen atrás es la forma en la que encara su actualidad. Y es también la forma de distanciarse de cierto sector de la escena, porque al revalorizar su propia búsqueda artística también admite que hay otra forma de acceder a ciertos espacios, obtener visibilidad, llegar a más gente.

Y para conectar su actualidad con sus orígenes, Acru sumó un freestyle a su set con Duki -otro que salió de las plazas- como invitado. Y la conexión con el pasado no fue de ambos: el boss del trap volvió a demostrar por un momento sus habilidades en la improvisación sobre una pista de boombap. Por un par de minutos recordaron a El Quinto Escalón, celebraron sus momentos y los lugares a los que han llegado.

Tiago PZK, por su lado, se presentó ante una multitud con gran presencia de niños en otro de los escenarios del festival. Cargado de reggaetón y el R&B de estadios, el fenómeno del momento demostró el nivel en el que ha crecido su público y también su capacidad como cantante. Y para habitar el escenario del Lollapalooza, se refugió en los invitados y los feats, fórmula viral que buenos resultados le viene dando: Rusherking, FMK y Lit Killah fueron los que pasaron durante el set.

Una de las primeras presentaciones de la última fecha de Lollapalooza 2022 fue la de Saramalacara, que subió al escenario Perry's vestida como 2B, una androide de la serie de videojuegos Final Fantasy. Después de abrir el show con "Tomboy" -un rescate del pop punk emo de Avril Lavigne en clave Ripgang- y antes de dar motivos de reproches, la cantante de 21 años pidió disculpas. "Perdón gente, vengo de dos días de Lollapalooza", comentó, por un cansancio que en realidad no se dejó ver con claridad en su performance pero que, en todo caso, demostró que todavía no se siente protagonista de su propio videojuego.

En los dos días que precedieron a su show, la cantante giró por los escenarios del festival para participar de algunos de los tracks que también sonaron en su presentación: el viernes por la noche se unió a Dillom (para "Rocketpowers") y el sábado por la tarde hizo lo mismo con Taichu para acompañarla en "Water”. Igual que sus pares de crew, la cantante armó una banda bastante tradicional para haber desarrollado un shadow pop súper centennial. En su caso, lo hizo con músicos de un círculo porteño de punk sub20: Laura, guitarrista de Nenagenix; Mora, baterista de Garbage People, y Punga, productor de algunos de los beats más oscuros del trap local. "Tenía re miedo de lo que pudiera pasar hoy, pero al final salió todo bien", sostuvo hacia el cierre del show, subrayando que todavía le falta ganar seguridad sobre el escenario. Es cierto que Saramalacara todavía no termina de calzarse la espada de 2B, pero todo indica que está en ese camino.