08/12/2016

The Jesus & Mary Chain - "Amputation"

Los hermanos Reid cortan una parte de su próximo disco.

Laura Musselman Duffy / Flickr
Jesus and Mary Chain

Después de 18 años, The Jesus & Mary Chain volverán a publicar un álbum de estudio: Damage & Joy aparecerá el 24 de marzo del año próximo. Como adelanto, los hermanos Jim y William Reid dieron a conocer "Amputation". Si no opinaba al respecto, el staff de Silencio iba a sentir que le cortaban una parte, así que acá va:

Roque Casciero: Cuando el ruido blanco de la guitarra empieza a diluirse en el riff y la batería más apagada del mundo sostiene el primer esbozo de la canción, el "uuuuuh" pone las cosas en su lugar: The Jesus & Mary Chain todavía tiene algo para dar. No es muy novedoso, pero sí muestra al grupo con cierto ímpetu y esas guitarras que enamoraron a una generación. "Soy una amputación de rock and roll", canta Jim Reid, en medio de una letra desafiante dirigida a alguien de quien busca recuperar la atención. ¿Será una mujer o el público de rock?

Sebastián Chaves: Para una banda que cuyo canon está compuesto en blanco y negro, esta suerte de regreso a su sonido madchesterizado cumple a la perfección la función de llamar la atención del oyente que, después de 18 años, esperaba poco (o nada) de los hermanos Reid. Hay melodías cantables, guitarras que ocupan todo el espacio sonoro, un beat contagioso y un "uuuh" que resuena como gesto de proyección radial retroactiva. No se dejen engañar, la Stacy Malibú sigue teniendo los mismos estereotipos de antes. Pero el sombrero es nuevo.

Ignacio Guebara: El primer verso de "Amputation" es toda una declaración de principios: The Jesus & Mary Chain están tratando de recuperar nuestro interés. La suma de momentos de la canción (un juego psicodélico inicial, el "uuuhhh" ganchero, la competencia entre sintes y guitarras para definir quién es el acompañante ideal para la voz de Jim Reid) da la pauta de un intento por tirar tanta carne al asador como sea posible. Si lo entendemos como una demostración de que los escoceses aún están en forma, el single cumple las expectativas. Para comprobar si la banda está en condiciones de escribir un nuevo capítulo a la altura de su historia, habrá que esperar a marzo.

Joaquín Vismara: La última vez que Jim y William Reid pisaron juntos un estudio para completar un disco, el resultado fue agridulce. Munki, publicado en 1998, es la representación sonora de un binomio creativo desmigajándose a medida que pasan los minutos.18 años más tarde, los Caín y Abel del noise pop buscan devolverle a The Jesus & Mary Chain algo en mayor sintonía con momentos más recordables de su propia historia. Con sus cataratas de fuzz y una programación exageradamente artificial, “Amputation” es un intento de volver a los días de Automatic (1989), y sobre todo a los de Honey’s Dead (1992). Pero por momentos hay más intenciones que logros acumulados: aun con Youth detrás de la consola, la guitarra de William no termina de encontrar el filo con el que supo perforar tímpanos en tiempos pasados, mientras su hermano hace todos los esfuerzos posibles por sonar misteriosamente narcótico (o viceversa). Un ejercicio de nostalgia (bien logrado, sí) en manos de dos tipos que supieron dar más.