25/10/2017

Franz Ferdinand - "Always Ascending"

El tema se llama "Siempre ascendiendo", pero están más para jugar el Nacional B.

Gentileza

Tras la partida del guitarrista Nick McCarthy, Franz Ferdinand se tomó más de un año para reaparecer con su nueva configuración, convertido ahora en un quinteto que, además de los históricos Alex Kapranos, Paul Thomson y Bob Hardy, ahora completan Dino Bardot y Julian Corrie. Pero ahora se sabe que el grupo publicará su nuevo álbum el 9 de febrero del año próximo y que su título será igual que el de la canción que acaba de dar a conocer como adelanto, "Always Ascending". Y el equipo de Silencio tomó la acción correcta: opinar sobre el single.

Roque Casciero: Recién cerca de los dos minutos de "Always Ascending" aparece una de esas guitarras funky (aunque en segundo plano) con las que Franz Ferdinand se abrió paso en el panorama indie de hace más de una década. Y es un dato relevante, porque desde la introducción con piano y la voz de Alex Kapranos el oyente conocedor de la dinámica de las canciones del grupo espera ese típico estallido a la "Take Me Out", pero en lugar de los guitarrazos llega (bastante lavadito) desde los sintetizadores. Los escoceses se acercan como pueden al "sonido del futuro" de Giorgio Moroder, pero no deja de resultar un gesto retro que, más que renovar su propuesta, sencillamente le pone un maquillaje distinto a la misma forma de componer.

Sebastián Chaves: La introducción de piano, voz y coros que se entretejen de fondo se extiende tanto sólo ratifica la incógnita a la que nos someten Alex Kapranos y compañía desde que comenzó la década: ¿qué esperar, hoy, de Franz Ferdinand? Por un lado, sería injusto exigirles que mantengan su visión cínico-inocente de sus primeros años; por otro, poco han hecho ellos por una reformulación sonora que los lleve a buen puerto. En "Always Ascending", las guitarras escuálidas quedan relegadas a un segundísimo plano en favor de unos sintetizadores que no terminan de elevar el tema al deseado plano bailable. "Tráiganme agua", repite Kapranos en el estribillo, como un boxeador desesperado que busca un estímulo para entrar despabilado al próximo round. Habrá que ver si en la próxima vuelta logran conectar un cross contundente o es hora de pedir que tiren la toalla.

Joaquín Vismara: Conocida por ser una banda que siempre supo cómo administrar los ganchos y golpes de efecto, en "Always Ascending" Franz Ferdinand se toma casi un minuto y medio en pasar de un clima en cámara lenta a un estallido en clave disco retrofururista. El resultado final es ambiguo: el mismo pulso bailable de siempre, sólo que con un burbujeo de sintetizadores sacándole el protagonismo a las guitarras de otrora. Más cerca del retoque cosmético que de la reformulación real (una jugada que no hubiera estado nada mal para un quinto disco), Kapranos y los suyos muestran que todavía saben cómo hacer para que su público mueva la patita, pero en el aire queda la sensación de que, más allá de los cambios instrumentales, ya no les quedan muchos ases bajo la manga.