10/11/2017

Wu-Tang Clan – “The Saga Continues”

Estaban en onda, pero luego cambiaron la onda, ahora la onda que traen no es onda.

5.2 10 1

Wu-Tang Clan – “The Saga Continues”

Puntaje de los lectores: (0 voto)

A mediados de año, Netflix estrenó Friends from College, una serie en clave de comedia que retrata cómo un grupo de amigxs de la universidad transita su vida adulta. Entre las cuestiones laborales, los entreveros amorosos y las nuevas responsabilidades como padres, lo que se cuela de modo tragicómico es el apego que tienen los personajes por revivir chistes internos y recordar viejas historias de sus épocas de estudiantes, algo que un un plano más interno actúa como mecanismo de negación al paso del tiempo. Así, cualquiera que se haya sumado al círculo íntimo en años posteriores (nuevos amigos, nuevas parejas) no puede evitar sentirse excluido cuando en plena reunión emergen esas regresiones a los años en los que la vida se dividía en cuatrimestres.

Pergeñado por Mathematics, histórico cerebro-productor-diseñador que opera desde las penumbras, The Saga Continues opera de manera similar. Lejos de cualquier actualización a los tiempos presentes del hip hop, el nuevo disco de The Wu-Tang Clan funciona dentro de su propio círculo íntimo -sus Friends from College– que incluye al núcleo de seguidores pero no hace nada por abrir las puertas de su universo a nuevos oyentes. Pero esa preocupación ni siquiera los roza, porque la autocelebración arranca de entrada. “Mathematics, sos un fucking genio“, tira Redman, viejo colaborador de Wu-Tang Clan, en “Lesson Learn’d”. De fondo, lo que suena es un beat concreto y desprovisto de cualquier ornamento: si alguien fantaseaba con un mínimo acercamiento al trap, la hipótesis queda cortada de cuajo.

Aferrados a sus fórmulas clásicas, mientras la música suena repetitiva, los flows se suceden rápidos y furiosos, como en una posta de 4 x 100. Sin transigencia alguna, los miembros del Wu-Tang Clan son superhéroes de una especie en extinción, unos X-Men subterráneos en busca del verso perfecto. Y claro que por momentos lo encuentran. RZA hace rimar “Lady Gaga” con “Chevrolet Impala” en “Pearl Harbor” para marcar la oposición clásico-moderno y Method Man se despacha con un uno-dos de rima y aliteración antológicos en “People Say”: en una seguidilla de seis versos rima “block” (cuadra), “pot” (marihuana), “rock” (piedra), “pops” (padres), “box” (caja) y “sock” (media), todas antecedidas por la palabra “product” (producto) o “probably” (probablemente). En el séptimo verso,”props” (accesorios), hace las veces de resumen cacofónico.

Pero justo en la estrofa siguiente, Raekwon le baja la vara al tema cuando hace referencia a sus “mil cadenas” en un alarde anacrónico de sus colgantes de oro. En los mismos vicios cae Method Man en “Time Is Money”, cuando achaca: “Te pusimos un(a) nueve en la espalda como Rondo”, en referencia a la pistola 9 milímetros y al número de la remera del basquetbolista Rajon Rondo. El juego de palabras es lúcido, el tópico dejó de serlo hace más de 15 años. Así se mueve esta versión del Wu-Tang Clan (acortada a Wu-Tang por respeto a la salida de U-God luego de una disputa por regalías), como un grupo de MCs enfurecidos que tienen las mejores rimas para temas que no le importan a nadie.

Para la recta final, aunque “Why Why Why” y “My Only One” muestran un atisbo de apertura hacia el r&b gracias a los feats de Swnkah y Steven Latorre, respectivamente, la monotonía se acentúa y los viejos manierismos de evidencian como espejitos de colores en “Hood Go Bang!”, “G’d Up” y “Message”. Lejos de los aciertos cuando se atomizan (con los discos solistas de Ghostface Killah, Raekwon y RZA a la cabeza), en su séptimo disco de estudio los miembros del Wu-Tang Clan suenan atrapados en sus propios recuerdos. En tiempos de streaming, no hay demasiados motivos para darle play a The Saga Continues cuando Enter the Wu-Tang (36 Chambers) y Wu-Tang Forever están a menos de un scroll de distancia.

5.2 10 1

Wu-Tang Clan – “The Saga Continues”

Puntaje de los lectores: (0 voto)