08/08/2018

Underworld & Iggy Pop – “Teatime Dub Encounters”

Demoliendo hoteles.

Iggy Pop
7.3 10 9

Underworld & Iggy Pop – “Teatime Dub Encounters”

Caroline Records
Puntaje de los lectores: (8 votos)

Hace nueve años, Iggy Pop le dijo a este periodista que sentía que ya no podía escribir canciones de rock, y que las que había hecho en tiempos recientes se habían puesto “cada vez más estúpidas y genéricas”. “Supongo que me convertí en un viejo choto”, fue el remate entre risas de la Iguana. Es que ni él mismo se esperaba, a esa altura de su alocada vida y su sinuosa carrera, que fuera capaz de entregar un álbum como Post Pop Depression, trabajado codo a codo con Josh Homme (Queens of the Stone Age). Todo lo que Iggy necesitaba era el colaborador justo, el tipo capaz de decirle que no a las rimas fáciles y las melodías de medio pelo.

Iggy Pop no es un compositor autosuficiente y quien esté a su lado determina en buena medida la suerte de su trabajo. Brilló cuando fueron Ron Asheton, James Williamson, David Bowie o Don Was, se perdió con otros menos inspirados, y ahora resurge en un plano distinto en su colaboración con Underworld. Cantante y dúo electrónico tenían un ilustre antecedente “juntos”: ambos formaron parte de la banda sonora de Trainspotting. Y las cuatro canciones del EP Teatime Dub Encounters, hechas de manera “casera” en habitaciones de hoteles, surgieron del encuentro cuando se planeaba la continuación del film de Danny Boyle.

Iggy Pop

Foto: Rob Ashton Baker / Caroline / Gentileza

En “Bells & Circles”, Underworld provee de una base rítmica trepidante, el punto medio entre la electrónica y el aire africano que Iggy Pop había intentado en Zombie Birdhouse (1982). Encima, el cantante encadena historias que arrancan con la pregunta de qué haría si tuviera alas. De allí pasa a fumar en los aviones, a una anécdota sobre cómo perdió el número de teléfono de una azafata porque había tomado demasiada cocaína, secuestro de aviones en la Cuba de Fidel y demás. El hilo de pensamientos improvisados lleva al final de la democracia liberal y el regreso a la selva, con un buen estribillo para cortar la spoken word, y una conclusión: “Que yo tuviera alas no sería una buena idea”.

“Trapped”, en cambio, es una suerte de electroclash hecho por Suicide, en el que el personaje se encuentra atrapado por el capitalismo bajo la simple forma de una hipoteca de una casa. Su ritmo vertiginoso contrasta fuerte con el aura nostálgica de “I’ll See Big”, surgida de una conversación de Iggy con Boyle acerca de la amistad. Otra vez el cantante parece seguir el hilo azaroso de sus pensamientos sin una hoja de ruta, pero sin perder de vista el tema principal. Y en lugar de hacer un name checking de sus amigos famosos, narra historias contando con la complicidad o el interés posterior del oyente: “sí, en esta parte habla de los Stooges y en esta otra de Bowie”…

El último tema, “Get Your Shirt”, recupera el ímpetu y permite que Underworld luzca un poco sus habilidades para poner a bailar. La canción recuerda a “Aisha”, que Iggy Pop grabara con Death In Vegas en 1999, aunque aquí la Iguana incita a recuperar la dignidad individual (en forma de camisa, justo él que siempre está en cuero) que se pierde con ciertos compromisos. “Se está haciendo más difícil sentirse libre / Se está haciendo más difícil simplemente ser yo”, concluye en el estribillo. Antes, la carcajada final del cantante en “I’ll See Big” marcaba bien el tono de esta colaboración espontánea y divertida: cada vez que Iggy y Underworld están por ponerse un poco serios, salen disparados bien lejos del viejochotismo solemne.

7.3 10 9

Underworld & Iggy Pop – “Teatime Dub Encounters”

Caroline Records
Puntaje de los lectores: (8 votos)