12/12/2019

The Who - "Who"

¿Quién?

The Who
5.8 10 15

The Who - "Who"

Universal
Puntaje de los lectores: (14 votos)

Desde sus comienzos, el paso del tiempo fue para The Who un enemigo a vencer. Basta con remontarse a “My Generation” y su frase hoy vetusta: “Espero morir antes de envejecer”. También es posible rastrear el efecto y la influencia de Crono en los personajes protagonistas de Tommy (1969) y Quadrophenia (1973). Pero pasaron cosas. De esos cuatro londinenses díscolos, hoy sólo quedan en carrera los dos menos incendiarios, pero también los más metódicos a la hora de bajar sus inquietudes a lápiz y papel. A 55 años de su primer simple, The Who tuvo los suficientes altibajos como para que un nuevo disco de estudio sea objeto de discusión tanto dentro del grupo como fuera de él. 

Y es que es imposible prestar atención a las 11 canciones del flamante Who sin hacer un análisis previo de las últimas cuatro décadas y monedas de la banda. En todo ese tiempo, el grupo pasó de perder al baterista Keith Moon en 1978 y al bajista John Entwistle en 2002 (¡y encima retomó su gira por Estados Unidos con un sesionista a los tres días de su fallecimiento!). En el medio de todo eso, el guitarrista y compositor Pete Townshend tuvo que atravesar un juicio por posesión de pornografía infantil, y en diversas ocasiones tanto Townshend como el vocalista Roger Daltrey acusaron recibo de la edad tanto de manera física (principalmente, pérdidas auditivas y de destreza) como también espiritual (mostrándose en contra de movimientos como el Me Too o repudiando si algún espectador cercano al escenario decidía fumarse un porro). 

Por todo eso, Who es un ejercicio dirigido a recuperar el brío de épocas mejores. La intención queda clara desde la fanfarria de “All This Music Must Fade”, con el baterista Zak Starkey al frente de una tromba épica en la que Daltrey arremete con ironía a la patria hater:”No me importa, sé que vas a odiar esta canción / Eso es todo, nunca nos llevamos bien”. “Ball and Chain”, el tema siguiente, reformula una canción solista de Townshend, ahora con guiños al piano de “Baba O’Riley”, un recurso que se repite más tarde en "Detour". La canción avanza a paso lento con una denuncia al centro de detención de Guantánamo y se mece en la cuerda floja hasta que un remolino del brazo derecho de Townshend sobre el encordado de su Stratocaster la salva del ostracismo.

The Who

Pasado ese fervor, en “I Don’t Wanna Get Wise” la nostalgia no es sólo musical sino también biográfica: suena al The Who de la segunda mitad de los 70 en lo musical, pero con una letra escrita por el The Who que pasó los 70  (“Admitamos que nuestros errores / Fueron lo que disparó nuestras separaciones / Toda la mierda que hicimos nos generó algo de dinero, supongo / Éramos una mierda sin disfraz / Y no es una sorpresa que la cagada que hicimos nos generó dinero, gracias a Dios”). La vejez discursiva también asoma sus narices en “Beads on One String”, un himno antibelicista de preocupante inocencia, pero el barco logra equilibrarse justo en “Hero Ground Zero”, el momento enérgico más digno del grupo en casi cuatro décadas. 

A pesar de que en The Who el protagonismo está repartido entre sus dos únicos miembros sobrevivientes, “Street Song” revierte ese paradigma a partir de un juego preciso entre Starkey y el bajista Pino Palladino, un paliativo para la ausencia de Moon y Entwistle. En “I’ll Be Back”, Townshend da un paso al frente y el resultado es agridulce: una balada en la que se mezclan el folk, acordes jazzeros y arreglos de cuerdas. La unión suena forzada y ajena al álbum, y también ilustra que el autor de “The Kids Are Alright” no siempre logra hacer que las ideas bajen al llano de manera satisfactoria. Irónicamente, es su hermano Simon, guitarrista en vivo del grupo desde 1996, el encargado de salvar el asunto. El Townshend menor es el responsable de “Break the News”, un momento acústico galopante que tiene más de americana que de britanicidad al palo en el que Daltrey enumera una serie de placeres terrenales para la vida lejos de los escenarios.

Como su título lo sugiere, en “Rockin’ in Rage” The Who suena en su versión más iracunda, como recién salido de Who’s Next. En un juego de tensiones, las estrofas acumulan energía y rabia que es liberada sin discreción en cada estribillo, con un notable desempeño vocal de Daltrey. Podría haber sido un cierre digno para el álbum, pero por alguna razón la banda decidió dejar eso en manos de “She Rocked My World” que, a pesar de lo que parecería sugerir su título, no contiene ni una pizca rockera. En cambio, lo que The Who tiene para ofrecer es un experimento "latin gipsy" que le suena totalmente ajeno, en lo que podría ser un buen ejemplo para ilustrar por qué a veces es mejor mantener el legado intacto antes de querer actualizarlo en el presente.

5.8 10 15

The Who - "Who"

Universal
Puntaje de los lectores: (14 votos)