03/02/2016

Rihanna - "ANTI"

La cantante salió demasiado pronto de abajo del paraguas de su pop pegadizo.

6.3 10 11

Universal

Rihanna - "ANTI"

Puntaje de los lectores: (10 votos)

Como esos cómicos que en algún punto de su carrera sienten la necesidad de "reivindicarse" como actores asumiendo un rol dramático, en los últimos tiempos las estrellas pop parecen forzadas a hacer su "disco serio". Como le salió bárbaro a Beyoncé con su trabajo epónimo de 2012, por esa senda fueron Nicki Minaj con The Pinkprint (2014) y Lana Del Rey con Honeymoon (2015), también con muy buenos resultados. Y ahora llega Rihanna con ANTI, al que las idas y vueltas sobre su lanzamiento no hicieron sino aumentarle la presión y la expectativa, lógica dado que, desde que apareció en escena, es una de las cantantes que marcan el pulso del pop mundial. Pero no cualquiera puede hacer el papel de Jerry Lewis en El rey de la comedia...

De entrada, Rihanna deja algo en claro: "Tengo que hacer las cosas / a mi modo, querido", canta en "Consideration", con su acento caribeño acentuado casi hasta lo paródico, aunque sin perder gracia. El track funciona como muestra de que la dama conoce su oficio, porque cruza versos con su colega Sza sobre una base simple y atractiva, que sostiene una melodía ascética en la que nada está de más.  "Dejame que cubra tu mierda de purpurina / la puedo convertir en oro", suelta Rihanna, y uno está dispuesto a creer en la alquimia sin concesiones. Y entonces llega "James Joint", el esbozo de un tema (dura apenas un poco más de un minuto) al que se llevó al terreno de Stevie Wonder para que tenga razón de ser... aunque ni así excede la categoría de chiste privado.

rihanna anti

"Kiss It Better" apenas levanta la puntería, con un teclado insoportable y una letra típica de hombre-malo-me-lastimás.  Y tampoco es ninguna maravilla el single "Work", que cuenta con Drake como para subir los créditos, pero que no sale de la medianía mid-tempo que parece atravesar la mayoría del álbum. "Desperado", en cambio, se revela como una joyita, un western narrado en clave pop, con los ganchos necesarios para permanecer en la memoria sin necesidad de citar a Ennio Morricone. Pero cuando parece que el álbum finalmente va a despegar, la insustancial "Woo" y su imbancable autotune lo mandan a carretear otro rato. Y esa dinámica se repite durante el resto de ANTI, aunque los picos no sean demasiado altos ni sus pozos tan pronunciados.

Para una artista que le puso su marca al pop de los últimos años, no deja de ser una paradoja que lo mejor del disco sea un cover de Tame Impala, una banda australiana de neo psicodelia. Y tampoco es que Rihanna se haya jugado demasiado con la versión de "New Person, Same Old Mistakes" (rebautizada "Same Ol' Mistakes"), porque no se aleja a más de un centímetro de la original. ¿Cuál habrá sido el propósito de la cantante al incluirla del disco? Porque alcanza con recordar que dejó afuera una colaboración con Paul McCartney y Kanye West, nada menos... Sin embargo, en ANTI Rihanna parece dispuesta a darse todos los gustos, como intentar una balada con guitarra acústica ("Neverending"), bien de vocalista indie sensible, que no termina de sonar natural en ella. Y enseguida "Love on the Brain" se interna en el soul más tradicional, un terreno acorde para su voz, pero en el que también juega a la cantante que podría ser y olvida sus fortalezas.

Esa desesperación por buscar nuevos caminos para lograr una validación artística distinta la lleva a desbarrancar en "Higher", una balada en la que fuerza su garganta mientras llora sus penas por un tipo que se fue. Lamentablemente, sus esfuerzos por transmitir esa angustia y esa soledad redundan en una suerte de sobreactuación del dolor, por más genuino que éste pueda ser. El disco cierra con piano, contrabajo, sutiles cuerdas y voz para "Close to You", en el que canta "Nada más que una lágrima / es todo lo que hay para el desayuno", mientras pelea por una relación que se desarma. En definitiva, la falta de cohesión de ANTI no se debe a que Rihanna haya decidido probar nuevos caminos, sino en su (in)decisión sobre qué rumbos tomar. Pese a sus deseos, quizás haya sido demasiado pronto para que saliera de abajo del paraguas de pop pegadizo que la estableció como artista.

6.3 10 11

Universal

Rihanna - "ANTI"

Puntaje de los lectores: (10 votos)