26/02/2018

Ride – “Tomorrow’s Shore”

Recuerdos del futuro.

Ride
7.6 10 6

Wichita Recordings / PIAS

Ride – “Tomorrow’s Shore”

Puntaje de los lectores: (5 votos)

Durante su primera encarnación, Ride formó parte de la Santísima Trinidad del shoegaze junto a Slowdive y My Bloody Valentine. Con un balance equilibrado entre ruido y melodías diáfanas, la banda liderada por Andy Bell y Mark Gardener cosechó cuatro discos (sobre todo los dos primeros, Nowhere y Going Blank Again) que oficiaron de sagradas escrituras para la neo psicodelia del nuevo milenio. El año pasado, la banda publicó Weather Diaries, su primer disco en dos décadas, un álbum que conectaba con lo mejor de su pasado, pero también planteaba una deuda pendiente: cómo podría sonar Ride a la par de quienes tejieron una obra bajo su influencia.

Tomorrow’s Shore viene a compensar esa deuda, y pone en peso a todos quienes hicieron  uso y abuso de su obra para crear la propia. En sólo cuatro canciones, la banda británica deja de lado la nostalgia y se planta en el presente, con alusiones cósmicas como metáfora de cambio, que van desde el astronauta olvidado en su arte de tapa a la alegoría espacial de “Pulsar”. Con el nombre de un tipo de estrellas en constante desarrollo que agotan su brillo, Ride recrea una atmósfera etérea plagada de soundscapes en cámara lenta que de a poco desemboca en un clima de sobreestimulación sonora que podría ser parte del primer disco de MGMT, con las guitarras de Bell y Gardener paseándose de un canal a otro en un serpenteo constante.

Con sus aires alla New Order, “Keep It Surreal” es el único anclaje de la banda con su propio pasado, un esbozo de dream pop energético a puro falsete que engrosa su tejido nervioso desde la sección rítmica. El repaso histórico se evapora al track siguiente, cuando “Cold Water People” parece explicarle cuánto le deben Tame Impala y Ty Segall a Ride, sobre un colchón lisérgico de guitarras con vibrato y una armonía vocal que circunvala a la disonancia para crear un efecto hipnótico. En poco más de cuatro minutos, la canción se deconstruye, se reformula desde una guitarra acústica y desemboca en un paisaje ambient a puro pedal de efecto.

Compuesta desde la perspectiva de las dos últimas personas que quedan vivas mientras el universo se extingue, “Catch You Dreaming” continúa con la temática interestelar del EP. Sobre unas pocas notas de guitarra bañadas en reverb y con un sintetizador latiente (el mismo recurso con el que Mew construyó sus últimos discos), Bell se pone en el lugar del astronauta olvidado del arte de tapa del disco, que repasa momentos de su vida mientras todo se apaga y la música se evapora hasta convertirse en una pared envolvente de eco en lenta retirada. En poco más de 20 minutos, Ride compensa lo que había quedado trunco en su último disco: vivir no sólo de los recuerdos y aprender a proyectar a futuro.

7.6 10 6

Wichita Recordings / PIAS

Ride – “Tomorrow’s Shore”

Puntaje de los lectores: (5 votos)