12/10/2015

normA - "Siguiente"

Post punk crudo y efectivo.

7.9 10 14

Scatter Records

normA - "Siguiente"

Puntaje de los lectores: (13 votos)

“Menos es más”. El lema que el arquitecto Ludwig Mies van der Rohe le entregó a la Bauhaus es el combustible del motor creativo de los platenses normA. Desde rock2tonos (2006) a la fecha, el grupo comandado por Chivas Argüello adoptó todas las consignas estéticas del post punk más ortodoxo, con una propuesta basada en la austeridad de acordes (de ahí el título de su debut), canciones de duración acotada y una prosa que se reparte entre el expresionismo y la crudeza simbólica.

En Siguiente, su primer disco en cuatro años, normA expande su universo privado. Si por definición, el post punk debe entenderse como la instancia superadora del género que la precedía, en su cuarto álbum (publicado poco antes de anunciar una hibernación por tiempo indefinido) el grupo ensancha sus propios límites y también los enriquece. Sobre un pulso acelerado, Argüello abre el juego con “6 am” y su descripción de parroquianos que toman ginebra por la madrugada mientras la ciudad retoma su ritmo diurno ("Ya no llueve más, pero en realidad adentro del bar hay una tormenta mental”).

1400x1400 tapa siguiente normA

“Hola”, con el aporte de Lulo y Manza Esaín de Valle de Muñecas, se rige por su propia bipolaridad. Una estrofa de métrica asfixiante y cruzada (“Una despedida lúgubre / Soy el siguiente, ya lo sé”) encuentra en el estribillo su propio acto de liberación: “No lo vi más porque se fue a otra dimensión, pero igual lo esperaré”. Ese mismo aire lúgubre rige las coordenadas de “Fantasma”, en la que Chivas se pregunta “¿Pasó todo el funeral? ¿Ya estamos contentos? / ¿Avanzamos? ¿Nos ponemos violentos?”, mientras Guadalberto De Orta suelta al aire riffs enrevesados.

El abandono del minimalismo de sus primeros discos se hace evidente en los cruces de guitarras y sintetizadores en “Serio” y en los ribetes de “Púgil”, un free jazz espeso sostenido por un saxofón chirriante y una única frase repetida a modo de mantra enigmático: “Arriba de los árboles, los ojos”. Sobre el final, “Xtasi” es algo más que un guiño a XTC,  la banda de Andy Partridge. En su tema más largo hasta la fecha (¡5 minutos y medio!), ceden el protagonismo a una chica tirada en un sillón, en pleno flash de droga de diseño. El clima se va oscureciendo a medida que pasan los minutos, hasta que Argüello entona su último verso: “Ella es Norma, y quiere destruir para empezar”. Más claro, imposible.

7.9 10 14

Scatter Records

normA - "Siguiente"

Puntaje de los lectores: (13 votos)