12/11/2015

Los Animalitos - "Nuestra aventura"

El "country litoraleño" alcanza la madurez y se llena de colores.

8.7 10 7

El Bajo - Clan Tereré - Ultrapop

Los Animalitos - "Nuestra aventura"

Puntaje de los lectores: (6 votos)

Nico Landa es el secreto mejor guardado del rock argentino”. Sería una gran definición, si no implicara en sí una injusticia, porque el cantante y compositor de Los Animalitos no se merece ser un secreto, y también una estupidez, porque cuando un disco está tan bueno como Nuestra aventura lo último que hay que hacer es guardarse la novedad. Durante más de quince años, la banda ha entregado pequeñas gemas de ingenio y genio popular, siempre con las dificultades de producción de la autogestión para llegar a las radios, que deberían ser su ámbito natural. Esta vez, con Martín "Tucán" Bosa (La Franela) tras la consola, eso queda salvado, entonces las viñetas urbanas y selváticas de Landa cuentan con el acabado pop que siempre pidieron.

Si Los Animalitos encontraron su autodefinición en el género “country litoraleño”, aquí logran que su universo se pueble de colores y texturas, provistas por arpas, órganos, lap steel y percusión (con “Chica del barrio obrero” como gran ejemplo). Y cuando el sonido se centra en el quinteto, como en el caso de “Entre la vida y el amor”, prolijos arreglos vocales embellecen la canción y la tornan invaluable. “En un hilito finito de la eternidad/ yo me quisiera colgar/ y hacer feliz a la gente”, canta Landa en la pegadiza “Hasta la alegría siempre”, que tiene uno de los mejores títulos posibles para definir a la canción popular.

Y de eso se trata aquí, aunque la postal en algún caso se ponga ocre, como en “Silencio de amor”, con el final de una relación montado sobre la steel guitar y un ritmo boom chicka boom como de un Johnny Cash paraguayo. “Hubiera preferido soñar/ con los ojos abiertos”, suelta Landa y deja entrever el origen de algunas de sus canciones. Porque esa cuestión onírica también aparece en “Más fuerte que el viento norte”, que plantea los deseos de una pareja “en un dorado atardecer” selvático. Tiene sentido la idea de “acariciar al tiempo” mencionada en la canción: la alegría con la que se plantea esa rutina entre el mate, la charla y el alcohol da cuenta de una vida feliz y sencilla, tan idílica que parece... un sueño.

04-05

Landa pasó por Los Auténticos Decadentes antes de armar Los Animalitos y siempre reconoció a Jorge Serrano como una de sus principales influencias. Pero no se trata de imitación, sino de puntos en los que dos universos de la canción popular se encuentran. Ambos comparten esa facilidad de sintetizar en una frase sentimientos complejos y rehuirle a la cursilería. “No hace falta ni hablar/ vamos hasta la fantasía”, propone Landa, donde otro llenaría de metáforas berretas la declaración de amor. Y también logra que una imagen de cotidianidad absoluta transmita el alborozo de un alma sencilla: “Me hace feliz verte así/ pasando un trapo por el comedor./ Te acercás, me mirás/ y subís la música”.

El recorrido de Los Animalitos, además, aporta la personalidad para elevar las melodías y establecer un sonido distintivo, en el que hasta la disco music de “En el aire” fluye sin necesidad de forzar nada. Y la capacidad para los estribillos memorables genera un placer inmediato que no se desvanece con las escuchas repetidas. ¿Cómo no engancharse con el flash urbano de “Bajo tierra”, un hit rockerito hecho y derecho? ¿Cuántas veces se puede canturrear la letra de “Un trío” pensando en esa fantasía, que es sexual pero también amorosa? “A las dos las quiero/ con las dos me río/ con las dos podríamos hacer los tres/ un trío”, juguetea Landa. Y hay que ser muy Abel Albino para que no se enciendan la imaginación y la sonrisa.

Cuando veo la cara de la felicidad/ me tendría que asustar/ y sin embargo me río”, se planta Landa y, junto al guitarrista Calcu Hernández y el bajista Alfredo Vargas, se toma un tereré con la canción popular. Si hasta acá podría achacársele a la propia banda cierto desenfoque, este disco “de madurez” debería acercarla a un público más amplio, como sucedió antes con Estelares. En ese sentido, también resulta lógica la regrabación de "Vendrá la muerte y tendrá tus ojos", que Landa compuso con Andrés Calamaro. Es que la aventura de Los Animalitos ya lleva largo rato, pero es probable que todo lo anterior sólo haya sido el prólogo.

8.7 10 7

El Bajo - Clan Tereré - Ultrapop

Los Animalitos - "Nuestra aventura"

Puntaje de los lectores: (6 votos)