13/03/2016

Kendrick Lamar - "Untitled Unmastered"

A veces las sobras son tan ricas como el plato original.

8.7 10 7

Top Dawg / Aftermath / Interscope

Kendrick Lamar - "Untitled Unmastered"

Puntaje de los lectores: (6 votos)

El mundo es testigo de dos artistas en su pico de creatividad, en el género más predispuesto a recibir mentes creativas. Kendrick Lamar y Kanye West representan, en varios sentidos, extremos opuestos, sin que ninguno anule al otro. Las voces antípodas ponen patas para arriba todo lo que queda entre medio de ellas. Uno ¿lanzó / editó / compartió / todas las opciones son correctas? The Life Of Pablo luego de cambiarle el nombre no menos de tres veces. Al otro, el ¿disco / EP / compilado de demos / todas las opciones son correctas? le quemó las manos y no llego a titularlo (ni a las canciones que lo componen) antes de darlo a conocer. Uno anunció y mega anunció su lanzamiento, que se hizo nada menos que en el Madison Square Garden, y hasta llegó a decir -para luego desdecir- que iba a ser el mejor disco de la historia. El otro ocultó cualquier data -excepto por algunas canciones que había presentado sin demasiada información en los programas de Stephen Colbert y Jimmy Fallon- hasta que emergió a la superficie puntocom.

Musicalmente, uno es un (brillante) experimentador compulsivo -su uso del autotune como recurso estético es comparable al que hizo Ligeti en su Poema Sinfónico Para 100 Metrónomos en 1962- y el otro es un (brillante) neoclásico fundamentalista del flow, que hace del hip hop el remanso más hospitalario para toda la música afroamericana conocida hasta el momento. Pero los polos opuestos se atraen, según explican los manuales de física más elementales, y la antiportada de Untitled Unmastered recupera la desmaterialización visual de Yeezus (acá también se anota U2 con Songs of Innocence, el mayor spam de la historia). Para Lamar, los no-títulos y la no-portada son parte de la misma premura. La naturalidad también puede ser calculada.

Untitled Unmastered retrotrae a este hijo de myspace a sus años de mixtapes cargados de featurings, más "Edit Yourself" que "Do It Yourself". Sin embargo, el comienzo de “Untitled 1 08.19.2014” es todo lo contrario a la urgencia. Una voz de ultratumba à la Barry White se hamaca sobre una base de bajo y batería: “¿Querés que te toque justo ahí?”, se babea, hasta que Kendrick Lamar salta eyectado straight outta Compton para descargar su rapeo de aristas puntiagudas y dejar en claro que lo que se está escuchando es un desprendimiento de su obra maestra: “Hice To Pimp a Butterfly para vos / Dijeron que use mis voces para salvar a la humanidad para vos”). Una vez pasado el temblor, Anna Wise se suma a la coda para calmar las aguas.

Kendrick Lamar (y acá hay otra coincidencia con Kanye) siempre fue más contenidista que formalista. Y si Untitled Unmastered es un trabajo en crudo, sin la postproducción inmediatamente anterior al lanzamiento, las formas son aún más laxas que en To Pimp a Butterfly. El material musical se mueve menos de manera circular que lineal y las estructuras convencionales (verso-estribilo-verso más algún puente eventual) apenas son visitadas. Hay algo anterior a la canción: la melodía. En "Untitled 02 06.23.2014" y "Untitled 05 09.21.2014", el prodigio millenial de Compton pone a un saxo zigzagueante y un piano expresionista a jugar en el patio trasero, mientras en su cuarto, él y sus amigos, sin hacer el menor esfuerzo por enmascarar el carácter demo del asunto, rapean sobre sendos drum 'n' bass narcóticos y espesos.

Pero la libertad es controlada antes de que se convierta en libertinaje, y "Untitled 03 05.28.2013" reclama status de single junto a "Untitled 06 30.06.2014". El primero, por su aura P-Funk que ya se podía escuchar en "Wesley’s Theory", el track inicial de To Pimp a Butterfly, y el segundo por la presencia de CeeLo Green, uno que de hits la sabe lunga. "Untitled 07 2014 – 2016" se divide en dos partes, tal como lo índica el título, y la última es un borrador cuyo perfil lúdico se explica por quien lo produjo: Egypt Dean, el hijo de 5 años de Alicia Keys y Swizz Beatz.

Para el final, Lamar retoma la organicidad de los temas anteriores, despliega una paleta de colores más amable y su flow se vuelve más cantable que nunca. Treinta y siete minutos después de aquella intro softporn, queda claro que lo que para él no son más que las sobras de un álbum excepcional, para cualquier otro representaría el disco de su vida. Unmastered Untitled es un ladrillo más en una pared que parece no terminar en techo. Lamar entendió a To Pimp a Butterfly como punto de partida para extender su arte -¿o acaso su presentación en los Grammy no está a la altura misma del disco?- e improvisar su camino con la fiereza de un solo de Coltrane, y convertirse en la voz y la música de la América negra. Entonces, no estaría mal que Kanye West sea presidente de Estados Unidos en 2020, siempre y cuando Kendrick Lamar su vocero.

8.7 10 7

Top Dawg / Aftermath / Interscope

Kendrick Lamar - "Untitled Unmastered"

Puntaje de los lectores: (6 votos)