09/11/2015

Gary Clark Jr - "The Story of Sonny Boy Slim"

El cantante y guitarrista texano no entiende de etiquetas.

7.2 10 3

Warner

Gary Clark Jr - "The Story of Sonny Boy Slim"

Puntaje de los lectores: (2 votos)

El pibe es guitarrista, negro, y lo recomiendan Eric Clapton y Jimmy Vaughan. ¿Alguien dijo blues? Sí, bueno, para empezar te lo dice iTunes... Pero tratar de meter graciosamente a Gary Clark Jr. en una batea puede ser más difícil que para un bebé encajar la figura triangular en el agujero circular, porque el muchacho tiene una ensalada en la cabeza y la entrega tan bien condimentada que escucharlo siempre resulta placentero y saludable. Si hay que compararlo con alguien, debería ser más bien con Jack White, otro que toma los géneros y los reinventa a voluntad. Y que Clark Jr. todavía no tenga la madurez del ex White Stripes no debería asustar a nadie: recién va por su segundo álbum de estudio y parece tener un universo para entregar.

Además, pasa del soul al hip hop -y de ahí al rock y al funk- con la naturalidad de quienes crecieron con la discoteca del mundo a disposición en formato digital. Lo que antes resultaba experimental -Bowie grabando con Stevie Ray Vaughan en Let's Dance, para nombrar un caso que salió bien-, la generación de Clark Jr. lo asume como lo más lógico del mundo. Ojo, no es que el guitarrista ande picoteando aquí y allá, sino que las canciones le fluyen sin distinción de etiquetas.

Si ya en su debut Blak and Blu Clark Jr. se desmarcaba cualquier encasillamiento, acá hasta se saca de encima el mote de "nueva gran cosa" de la guitarra blusera. Los solos son inspirados, sí, pero breves y acordes al espíritu de cada canción, no el exhibicionismo barato de tanto aspirante al trono. De hecho, este nativo de Texas demuestra ser no sólo un gran violero, sino un multi instrumentista de lujo (otro link con Jack White): grabó casi todo el álbum por las suyas, con coros de sus hermanas y ocasionales invitados para los caños y algunos teclados.

De entrada, con "The Healing", las inflexiones vocales y la guitarra de Clark Jr. dejan en claro que el blues no está tan lejos del hip hop, sensación que se multiplica en la viola podrida de "Grinder" (mientras canta sobre la pobreza y el materialismo). Pero enseguida "Star" deposita al oyente en territorio Motown, con un falsete y un aura de calidez que remiten de inmediato a Marvin Gaye. La encantadora "Our Love" continúa en el mismo tono, pero más cerca del R&B, y le sigue "Church", un gospel blues con guitarra acústica, percusión mínima, armónica y coros celestiales. Y en la soulera "Hold On" el músico dice que "parece que las nuevas noticias/ fueran las viejas noticias desde otro ángulo" en un "mundo que se volvió loco", finalmente tira un mensaje de esperanza en el estribillo: "Bancá, vamos a lograrlo".

En "Can't Sleep", Clark Jr. salta al terreno de Prince: funk encendido para describir una situación de "chico conoce a chica en una fiesta", con final abierto pero seguramente doloroso. "Stay", en cambio, tiene alma de soul pero cuerpo de rock guitarrero, y "Shake" es un blues sucio y acelerado, cercano a Hound Dog Taylor o R. L. Burnside. El final llega con una balada medio ochentosa (especialmente por el sonido de los teclados), bastante melosa y estirada innecesariamente, en la que el cantante no logra muy buenos resultados con su falseto. Pero es apenas un punto negativo en un álbum sólido pese a la diversidad, con el que Clark Jr. da otro paso adelante en su desarrollo artístico.

"Esta música es nuestra cura", canta el tipo en "The Healing". Y es probable que el plural incluya a cada uno que la escuche.

7.2 10 3

Warner

Gary Clark Jr - "The Story of Sonny Boy Slim"

Puntaje de los lectores: (2 votos)