29/03/2020

Dua Lipa - "Future Nostalgia"

El pop tiene a su hembra alfa en tiempos de coronavirus.

Dua Lipa
8.0 10 22

Warner

Dua Lipa - "Future Nostalgia"

Warner
Puntaje de los lectores: (21 votos)

No importa para qué lado vaya el péndulo del pop mainstream, siempre va existir la idea de que necesita ser salvado. Para aquellos sedientos de un disco pop sofisticado, ejecutado por una strong female character, orientado tanto a la pista como al gimnasio y con un complemento visual afiladísimo, hay buenas noticias: Dua Lipa vino al rescate. Mientras nos abruma un conflicto internacional probablemente apocalíptico (Gaga pateando lanzamiento de Chromatica) y toda la industria musical entra en shock del coronavirus, es difícil no ver a Future Nostalgia como la plataforma de una nueva líder presidenciable del pop en tiempos de cuarentena. 

Dua viene de un debut dance-pop que recién despegó en su sexto single, el tropical house (RIP) “New Rules”, cuando ya no le quedaba mucho para mostrar. Entonces estiró su momento de gracia usando, por ejemplo, buenos feats con Martin Garrix, Calvin Harris y Silk City, el proyecto de Diplo y Mark Ronson. Se destacó siempre, gracias a una voz bastante singular, con bemoles graves y un fuerte registro medio, pero no llegó a descubrirse la mujer detrás de esos ojos negros, por momentos inexpresivos, con esa belleza tan hipnótica como intsagramera, carente de la teatralidad que el trabajo de popstar requiere. Valía dudar. Además de cantar bien y co escribir letras de sus canciones: ¿Dua Lipa tenía algo parecido a una visión artística?

Este segundo disco desintegra esa pregunta. 

Querés una canción atemporal / Yo quiero cambiar el juego”, abre en el tema que le da el título al disco, sobre el teclado y los efectos de Jeff Bhasker, mientras se desenrolla una alfombra de electrofunk y ella se autodefine como una “Hembra alfa”. Menciona a John Lautner, el arquitecto futurista que entre los 50 y 60 plasmó en sus obras las tendencias de la era espacial, y desafía: “Te moris por descifrarme / Querés la receta y no podés manejar mi sonido”. Es interesante pensar a dónde apunta su nostalgia Dua Lipa y qué extrae de ella. Future Nostalgia está lleno de referencias de distintas épocas, pero jamás se embarca en el throwback revivalista de otros nostálgicos como, digamos, Bruno Mars. Con sensibilidad británica, retoma, sobre todo, el pop de los 00 que dio lugar a dance queens regionales, como las Girls Aloud, y de culto como Sophie Ellis Bextor y Róisín Murphy de Moloko, y más de una era de Madonna y Kylie Minogue. Sonidos alguna vez masivos, que hoy no parecen tener mucho lugar en los charts. Y Dua, dios la bendiga, pareciera querer cambiar eso.

Dua Lipa

El primer single fue el excelente “Don’t Start Now”, un nu disco con un bajo deliciosamente grueso, repiqueteos de violines y un puente Moroder-esco, fue producido por Ian Kirkpatrick y coescrito con Emily Warren y Caroline Ailin, la misma crew de “New Rules”. Pero si la chica de las reglas tenía miedo de atenderle el teléfono al ex para no caer en la tentación, la nueva, en cambio, le manda a decir que piensa salir de joda en su cara. Desde que salió hace casi 5 meses comenzó un ascenso a fuego lento y recién ahora pelea por el puesto 1 en el Hot100 de Billboard, sin parecerse a nada del resto del top 10.  Y puede que tenga más hits entre manos. El segundo single, “Physical”, toma el motif del hit ochentoso de Olivia Newton-John y lo lleva a unos eufóricos y muy flashdanceros 148 bpm, sin derrapar en el camp retro. 

En otros highlights está la mano mágica del productor Stuart Price, genio del synth pop y  productor de (¿los últimos?) dos grandes discos de Madonna y Kylie, Confessions on a Dancefloor (2005) y Aphrodite (2010), respectivamente. Participó en cuatro canciones del disco, incluyendo “Levitating”, un midtempo disco muy Daft Punk, “Love Again” otro track dance con violines majestuosos y un sample de “Your Woman”, el hit de de 1997 de White Town, y el house pulsante “Hallucinate” con el que, en una realidad paralela, Madonna podría habernos hecho felices. 

En el último tramo las cosas toman un rumbo algo desconcertante. Dua pasa de “Break My Heart”, un canchero funky retrofuturista con un sample del riff de “Need You Tonight” de INXS, a “Good In Bed”, un pianito alegre apoyado en un beat de pop urbano algo indefinido con una letra sobre una relación que se sostiene nada más que por el sexo. De repente suena tímidamente desfachatada, casi como una Lily Allen de Alright, Still, pero mucho menos idiosincrática. 

Y termina el disco con otro twist: después de hablar de las idas y vueltas del amor en un modo bastante general durante la mayoría del disco, Dua deja el boliche y taclea el acoso sexual en “Boys Will Be Boys”. Ahí describe la experiencia de ser mujer con algunas de las imágenes más inusualmente específicas que hayan conjurado sus letras, como el regreso a casa antes de que oscurezca, con la llave entre los nudillos, por si las dudas. “Si te ofende esta canción, claramente estás haciendo algo mal”, les advierte a los chicos. Y a las chicas arenga con un coro final: “Los chicos serán chicos, pero las chicas serán mujeres.”  Si bien estas incursiones ponen a Dua Lipa a flexionar otros músculos y abordar temas más complejos, todavía no son exactamente su fuerte, y acá frenan la energía de Future Nostalgia como una luz fría y repentina sobre la pista de baile. Por suerte, para esa altura de la noche, todos bailaron hasta el cansancio.

8.0 10 22

Warner

Dua Lipa - "Future Nostalgia"

Warner
Puntaje de los lectores: (21 votos)