23/06/2019

Bruce Springsteen - "Western Stars"

Con otra ropa, el Jefe sigue siendo el Jefe.

Bruce Springsteen
7.8 10 7

Sony Music

Bruce Springsteen - "Western Stars"

Sony Music
Puntaje de los lectores: (6 votos)

Uno de los chistes que Bruce Springsteen repitió durante las 236 funciones de su espectáculo Springsteen on Broadway fue que había basado su obra en cantar sobre la clase trabajadora aunque nunca en su vida había sido empleado en una fábrica. "Lo inventé todo", confesaba sonriente. "Así de bueno soy". Como resaca de la risa inmediata y el aplauso espontáneo quedaba flotando una cuestión que en otras épocas menos post-todo perseguía a los artistas: la "autenticidad". ¿Es necesario que un cantautor se haya levantado a las 5 de la mañana para poner en marcha una pesada maquinaria o que las balas le pasaran silbando en Vietnam para que se convierta en portavoz del sentimiento colectivo al respecto?

La respuesta es "no", por supuesto. Al artista se le debe reclamar sensibilidad, en todo caso, y un ojo atento a ese detalle que por cotidiano otros pasan de largo. Y sí, así de bueno ha sido y es Bruce Springsteen para poner en palabras sensaciones de otros, para tornarlas imágenes de días gloriosos, y sabor amargo en la boca por maltratos o ninguneos injustos. Western Stars, su 19° álbum, vuelve a dar cuenta de esa rara cualidad artística que posee el Jefe, que aquí se suelta en busca de una sonoridad diferente (para él) y logra adaptarla a sus historias, su forma de pronunciar cada sílaba, y esa garganta que por momentos parece la de un camionero que atraviesa las inmensidades de madrugada y enseguida maravilla acariciando los oídos.

El propósito de Springsteen en este disco fue llenar las 13 canciones de personajes envueltos en un aura cinematográfica, con una orquesta de cuerdas como insólita compañía ante la ausencia (elegida) de la E Street Band. Y personajes más cercanos al Pacífico que a la Nueva Jersey natal y vital del Jefe, lo que implica un ejercicio de observación incluso más profundo. La primera escucha de Western Stars puede hacer pensar en Nebraska con esteroides: aquella joya acústica y austera también miraba alrededor, pero sin muchos aditivos. Lo bueno es que el nuevo disco no se pasa de estevia y casi todos los acompañamientos resultan acordes a la canción en cuestión.

Quizá la excepción sea "Sleepy Joe's Cafe", donde el pizzicato de las cuerdas y el acordeón no terminan de funcionar del todo en una canción que a la E Street Band le hubiese encajado como un guante (de trabajo, claro). En cambio, en el comienzo con la viñeta vintage de "Hitch Hikin'", con la orquesta aportando cinemascope, se pueden imaginar cielos abiertos y la ruta como única razón de ser. El personaje puede ser el mismo de "The Wayfarer" o el que, desengañado, se monta al "Tucson Train", mientras Springsteen se deja arropar con un atuendo que empieza a quedarle bien.

Bruce Springsteen
Foto: Netflix / Gentileza

La combinación de la orquesta de cuerdas con instrumentos más usuales para el Jefe -guitarras acústicas y eléctricas, piano, pedal steel guitar, mandolina- configuran grandes momentos, incluida la canción que le da nombre al disco, en la que Springsteen juega con el significado dual de "estrella del Oeste": "Una vez me disparó John Wayne, sí, fue cerca del final / Esa sola escena me trajo mil tragos, preparame y te la cuento, amigo", dice ese extra que recuerda sus días dorados en Hollywood. Quizá se haya cruzado en algún set con el doble de riesgo que recuenta las heridas en "Drive Fast (The Stuntman)", satisfecho de haber hecho su aporte a la fábrica de sueños.

"Por el trato que hice, el precio fue fuerte / te cambié por esta canción", se arrepiente el narrador de "Somewhere North of Nashville", una que sí parece salida de Nebraska. Ese aire de resignación ante un destino que parece inevitable permea la mayoría de las canciones de Western Stars. En "There Goes My Miracle", por ejemplo, Bruce Springsteen fuerza los agudos de su garganta para cantar que "el amor da, el amor quita / el libro del amor tiene sus reglas / desobedecidas por los tontos". Y en "Hello Sunshine", el tipo quiere dejar la autoconmiseración y su amor por los días nublados, aunque nada asegura que el resultado vaya a ser el esperado.

Aunque ciertamente no hay millonarios ni personajes desbordantes de alegría, las historias del discos no son de perdedores, sino más bien de humanos que arrastran como una condena un dejo de infelicidad, pero que siguen adelante mientras sueñan con ese golpe del destino que tuerza sus rumbos. Son como ese tipo arrumbado en el "Moonlight Motel", la canción final: la pileta está "llena de vacío" y le han salido dientes de león en las rajaduras, el cerco está lleno de óxido. Pero el lugar no es sino la metáfora de esos corazones que Bruce Springsteen conoce como nadie, aunque quizá él mismo no se haya sentido nunca de ese modo. Así de bueno es el tipo.

7.8 10 7

Sony Music

Bruce Springsteen - "Western Stars"

Sony Music
Puntaje de los lectores: (6 votos)